Las chicas son guerreras

. EFE/Ana Escobar |

Isabel Ayuso, la niña del exorcista y confesor Miguel Ángel Rodríguez, sigue como lo hará Manolo este domingo en Sevilla para animar a la Selección frente a Suecia, tocando el bombo por los pasillos de la sede embrujada del PP de Génova 13 en Madrid como lo hizo ayer en el cónclave pepero de Puertollano, exigiendo un inmediato congreso del PP de Madrid, y una vez que el secretario general Teodoro García Egea abandonó la cita manchega como alma que lleva el diablo, para no coincidir con Ayuso, que fue recibida con vítores y aplausos al grito de ‘presidenta, presidenta’.

Empeñada Ayuso en desestabilizar a Pablo Casado quien ha hecho voto de silencio sobre ésta y otras muchas cosas que pasan en el PP y que dejan en evidencia su liderazgo en el flanco conservador de la política donde alguien se preguntará ¿cómo va a gobernar España quien no manda en su propio partido?

En el lado zurdo de la política Pedro Sánchez es el ‘macho alfa’ y dentro de su zona directa de influencia, el PSOE, no se mueve un gato ni una gata que se atreva a maullar ni siquiera a media voz. Y desde que Sánchez fulminó a Susana Díaz en Sevilla y a Carmen Calvo en Madrid el campo feminista del sanchismo no tiene capitana.

Sin embargo a la izquierda del PSOE Yolanda Díaz se ha auto proclamado lideresa feminista y jefa de la izquierda radical en un acto celebrado en Valencia y en compañía de Oltra, Colau, García y Hamed para proclamar el nacimiento de una plataforma electoral bajo el título de ‘Otras Políticas’.

Una cita que Díaz ha calificado de ‘maravilloso comienzo’ y al que no fueron invitadas, y furiosas están por ello, las jefas del Unidas Podemos, Belarra y Montero, que ya veremos por donde salen.

Aunque de momento Yolanda Díaz ha sustituido a Pablo Iglesias y, a su vez, Mónica García la lideresa de Más Madrid, está obligando a Íñigo Errejón a volver al viejo redil de Podemos para presentar una alternativa feminista, roja y verde al PSOE.

Lo que ya veremos cómo empieza y cómo acaba porque no está nada claro que Belarra y Montero se vayan a conformar con este planteamiento que les quiere imponer Díaz y cuyo posible resultado electoral todavía está por ver.

Como no parece que está nueva plataforma feminista esté en condiciones de derrotar a Sánchez en una batalla electoral, aunque sin duda Yolanda Díaz está avanzando y reforzando su propia y muy personalista campaña electoral, que pone en entredicho la supervivencia de Unidas Podemos lo que tampoco le será fácil de lograr.

Y dice Yolanda Díaz que la fiesta feminista de Valencia es ‘el comienzo de algo maravilloso’. Lo que está por ver en las urnas y necesita la bendición de UP donde Belarra y Montero no parecen estar muy de acuerdo. Como falta por saber lo que opinan y hacen IU y el viejo PCE. Las ‘chicas’ de Yolanda Díaz son guerreras pero tienen por delante un largo y espinoso camino hasta que llegue el día ‘D’ de la campaña electoral y entonces veremos qué pasa y hasta donde llega esta movida feminista y radical.