España rumbo al Mundial de Catar

La política muy mal, la economía regular tirando a peor, la pandemia con aires de sexta ola en la UE y la Selección Nacional de fútbol muy bien tras derrotar a Grecia (0-1) en Atenas y colocarse cabeza de su Grupo. Lo que obliga a España a ganar o empatar el próximo domingo en Sevilla frente a Suecia (que ayer perdió con Georgia 2-0) para obtener definitivamente el pasaporte camino del Campeonato Mundial de Catar en noviembre de 2022.

Buen partido de España con dominio absoluto del juego y control del balón en la primera parte del encuentro. Con rápidos repliegues hacia la defensa frente a los contra ataques del equipo helénico, que carecieron de peligro salvo en un gol anulado por claro fuera de juego, tras el que llegó el 0-1 con un penalti contra Grecia que lanzó Sarabia a la perfección.

Luís Enrique volvió a apostar por Morata en la punta del ataque y prescindió de Busquets en la primera mitad del encuentro, mientras que el centro del campo, con Gavi, Koke y Rodri, oscilaba en bloque acompañando muy bien a la defensa (Carvajal, Laporte, Martínez y Gaya), o hacia el ataque (Morata, Sarabia y De Tomás) sin permitir a los griegos tener el balón y oportunidades de gol.

En la segunda parte salen Sarabia y Tomas y Luís Enrique les da entrada a Olmo y Rodrigo, para abordar una segunda mitad en la que Grecia se lanza al ataque en busca del empate mientras a España, en los primeros minutos, le cuesta recuperar el ritmo y el control del balón.

En el minuto 65 cae lesionado el joven Gavi y el míster español se decide a sustituirlo por Busquets. Y a la vez retira a Morata y le da entrada a Fornals en una segunda parte más igualada en la que la presión de los griegos se intensifica sin cesar impidiendo a España recuperar el control del partido.

Y así hasta que los griegos acusan el cansancio del esfuerzo desplegado y España en los últimos quince minutos vuelve a dominar la situación y, sin arriesgar en el ataque, consigue la victoria final en un encuentro en el que la Selección española demostró superioridad.

Y ahora a esperar al domingo en Sevilla donde se va a celebrar el partido decisivo frente a Suecia para ver si nuestro país gana o empata y, con ello, pasa directamente como primero de su Grupo al mundial de Catar. Aunque si perdiera en Sevilla a España y a Luis Enrique todavía les quedaría, en una repesca otra oportunidad que esperemos que sea innecesaria porque esta Selección, cada vez más compacta y ordenada, debe ganar.