Dune, Matrix y Bond

Regresa el cine de acción a la gran pantalla del otoño cuando se espera que las grandes salas de proyección puedan abrir sus puertas, después de un año y medio de restricciones sanitarias. Y en medio de gran expectación por las cabeceras que empiezan a enseñar su tráileres llenos de sorprendentes efectos especiales e historias fantásticas como las de la esperada Dune que impactó, fuera de competición, en Venecia.

Y que anuncia una nueva saga de aventuras en línea con los Blade Runner que con tanta fuerza triunfaron en la gran pantalla. Y junto a Dune regresan otras dos meritorias sagas, la última aventura del clásico James Bond y la ‘Resurrección’ de Matrix en cuarta edición, otro de los héroes que llegará en diciembre.

La fábrica de Hollywood es inagotable y compite a cara de perro y sin el menor descanso con las series -el cine ‘culebrón’ familiar en casa-, de las nuevas productoras tecnológicas- y con los video juegos de los deportes electrónicos que apasionan a los más jóvenes.

En el denominador común de las superproducciones de Hollywood sigue estando la violencia, las guerras, la eterna batalla entre el bien y el mal y, por supuesto, el amor. Prro todo ello con espectaculares efectos especiales y avances tecnológicos que nos trasladan a mundos lejanos y nos permiten vivir emociones y sensaciones no conocidas.

Dejando en el pasado aquellas superproducciones de antaño con decorados de cartón piedra y movimientos de cientos de actores extras que van desde ‘Lo que el viento se llevó’, a ‘Los Diez Mandamientos, Lawrence de Arabia, Ben-Hur, Doctor Zhivago’, etcétera.

Y por supuesto a trilogías emblemáticas y tan geniales como El Padrino que sigue estando en lo más alto del podium. Y más recientemente y ya metidos en tecnologías y efectos especiales en los tiempos modernos a ‘La Guerra de las Galaxias’ o ‘El señor de los anillos’, ‘Jurassic Park’ o ‘Titanic’.

Vuelve pues el gran y moderno cine de acción del Siglo XXI por donde solía. Pero seguimos añorando también ese otro gran cine en blanco y negro y de suspense de magníficos actores y guionistas, como Casablanca, El Tercer Hombre, Psicosis o Testigo de cargo. Y también cine de compromiso como ‘Philadelphia’, o un gran musical como ‘Cabaret’.

Y pronto llegarán los nuevos estrenos del otoño y se reabrirán las salas de la gran pantalla y el gran público, sin dudarlo, acudirá a esta nueva y esperada cita que está a punto de comenzar.