Suecia derrota a España por culpa de Luis Enrique

A los españoles, recién llegados a sus casa tras el fin de las vacaciones y de vuelta al trabajo, en un país plagado de dificultades y de tensiones políticas, les hacía falta una alegría deportiva y futbolera después del trepidante cierre del mercado de traspasos de futbolistas en Europa.

Mercado persa y contra reloj en el que el Real Madrid no logró a Mbappé, mientras el Atlético de Madrid se llevó la parte del león, con el regreso del francés Griezmann al Wanda Metropolitano, un segundo ‘regalo’ del Barça que se une al anterior y reciente de Suarez.

Pero España no tuvo suerte anoche en Suecia donde su equipo nacional derrotó a España 2-1 y con justicia, por la eficacia de sus contra ataques y la buena estrategia de su entrenador.

Mientras Luis Enrique no aportó nada nuevo, ni siquiera cuando España iba perdiendo. Ni disparos a puerta desde fuera del área sueca, ni entradas a la portería de Olsen (un gigante) por el centro del campo. O sea lo de siempre: despliegues por las bandas y centros con un solo e insuficiente remate a gol.

Soler era sorpresa en la alineación de la Selección española de fútbol en un partido importante contra Suecia para la clasificación en el Mundial de Catar y Soler no defraudó porque marcó en un fulminante remate a paso De Alba en el minuto 5 del encuentro. Pero, un minuto después, el propio Soler falla un pase a Busquets, se escapa Suecia en un contra ataque y empata con un disparo cruzado de Isak que bate a Unai Simón.

Y a partir de ahí control intermitente del balón por parte de España, frente a los veloces y peligrosos contra ataques de los suecos, más verticales en sus acciones mientras los españoles avanzan en bloques horizontales en pos del remate imposible de los dos puntas españoles, Morata y Gerard Moreno, a los centros que les llegan desde las bandas.

Ataques suecos en profundidad que, por dos veces, ponen aprueba a Unai Simón que saca dos balones de la línea de gol, mientras crece el aviso de los suecos y palidece el centro del campo español. Y con este empate y la presión de los suecos acaba el primer tiempo.

Pero a los once minutos de reanudarse el encuentro y cuando parecía que España recuperaba la iniciativa, los suecos en un largo ataque y con una gran jugada de Kulusevski en la banda izquierda de su ataque consiguen marcar su segundo gol con el remate imparable de Cleasson a la cepa del palo derecho de Unai Simón.

Y España otra vez a remar a contra corriente, y nervios de Luis Enrique que no sabe qué hacer y empieza a mover el banquillo en busca de una solución que no llega, con el relevo de Gerard Moreno y la entrada en el campo de Traoré. Y después salen Morata -que no estuvo acertado en el ataque- y Koke, y en el minuto 75 entran Sarabia y Marcos Llorente. Y, a tan solo cinco minutos del final y a la desesperada, entra Rodrigo por Busquets.

Y acaba el partido con la victoria de Suecia en su casa por dos goles a uno en un partido mediocre de España en el que el peor fue Luis Enrique por su falta de creatividad e imaginación y su estrategia de siempre de los ataques, por las bandas, sota, caballo y rey, donde le esperan sus adversarios.

Y ahora Suecia (con un partido menos) lidera nuestro grupo de clasificación para el Mundial de Catar con nueve 9 mientras España lleva 7. A sabiendas que solo se clasifica directamente el primero del Grupo y que el Segundo deberá ir a una posterior repesca. O sea, negro panorama y ya veremos que ocurre en los próximos tres partidos que están al llegar