Los sorprendentes 'oros' de Tokio

Cuando quedan pocos días para el cierre de la muy meritoria Olimpiada de Tokio 2020, España sigue peleando por salvar ‘los muebles’ del equipo de más de 330 atletas en el medallero oficial de los Juegos.

Y ello gracias a las tres medallas de oro logradas en tres deportes bastante desconocidos en nuestro país como son el ‘tiro al plato’ por parejas, donde triunfaron Alberto Fernández y Fátima Gálvez, en el karate con la más agresiva exhibición de Sandra Sánchez.

Y en la ‘escalada’ con un joven extremeño, hasta ahora desconocido, de 18 años y llamado Alberto Ginés. El que, por lo que ahora se ha sabido lleva practicando este deporte de ‘subirse por las paredes’ a una gran velocidad, desde los tres años.

Pero aún le quedan a España algunos ‘oros’ en disputa y especialmente el de la final masculina de fútbol con Brasil, el deporte Rey de nuestro país y sin duda la medalla mas esperada y deseada aunque ya tenemos la plata asegurada.

Y también hay oportunidades doradas en el waterpolo femenino frente a EEUU, de la misma manera que el equipo de waterpolo masculino también podría llegar a la final si hoy derrota a Serbia. Y en el piragüismo el K-4 está por ver si Craviotto consigue su quinta medalla olímpica y de qué metal.

Como también hay esperanzas con Mohamed Katir en 5.000 metros y con Damián Quintero en karate, lo que serían sorpresas añadidas, así como la pelea del bronce en Balonmano de los ‘hispanos’ españoles frente a Egipto.

Sin embargo las sorpresas han sido de oro en tiro al plato, karate y en la escalada, a las que se suman dos de plata en Taekwondo, con Adriana Cerezo, en piragüismo de eslalon con Maialen Chourraut, y una de bronce en ciclismo de montaña con David Valero.

En suma seis medallas (3 oros, 2 platas y 1 bronce) en unos deportes que son prácticamente desconocidos en España. Y que a buen seguro que no cuentan con grandes apoyos del Comité Olímpico Español y tampoco de los medios públicos de comunicación públicos y privados.

Y eso que, hasta el momento, su aportación al medallero español es más que sobresaliente lo que se debería tener en cuenta de cara a la próxima Olimpiada de París, reforzando las ayudas, los centros de entrenamiento y el seguimiento deportivo y mediático de unos deportes y unos deportistas que se merecen mayor atención y que han sido determinantes en esta actuación del equipo olímpico español en los Juegos Olímpicos de Tokio que ahora llegan, de meritoria manera y a pesar de la pandemia, a su fin.