Y Fernández Vara callado como un muerto en Extremadura

Lo dice el tango y hay que repetirlo, en la España de Sánchez ‘multinivel’ y discriminatoria ‘el que no llora no mama y el que no afana es un gil’. Y estamos asistiendo a la lluvia de miles de millones a Cataluña, en últimos días en quitas de Hacienda, ayudas fiscales y aeropuerto del Prat más sus conexiones ferroviarias (estamos hablando de más de 3.000 millones en la última semana), y para Extremadura cero patatero.

Y eso se debe a que el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, está callado como un muerto y traga con todo lo que hace Sánchez como si Extremadura que sigue sin AVE y sin un tren fiable y presentable entre Madrid, Cáceres, Mérida y Badajoz, no existiese en el mapa español.

Ha logrado más el partido Teruel Existe de Sánchez con un solo diputado que lo que logran del Gobierno de España Extremadura, Castilla La Mancha y Aragón juntos, a pesar de los diputados del PSOE que tienen en el seno del Congreso, y que más le valdría que se pasaran al grupo mixto para que Sánchez sepa que Extremadura también existe.

Fernández Vara al que a veces, pero pocas, se le dispara la pasión española ante el continuo agravio vasco y catalán, está callado como un muerto ante lo que está ocurriendo en Cataluña. Y tampoco lo escuchamos ‘llorar’ como debiera y con indignación en la cumbre de Salamanca y en la defensa de su región extremeña.

Que es la gran olvidada de los gobiernos de España -incluso con el PP, en el tiempo del ‘bombero enamorado’ José Antonio Monago-, donde el paro y recesión económica es algo habitual y donde la ausencia de un buen, digno y rápido transporte público es algo esencial.

Algo -lo del AVE- que seguramente va a conseguir Cantabria con su también único diputado en el Congreso antes que Extremadura, porque Revilla con sus latas de sardinas -que no son nada al lado de los jamones extremeños- se pasea y se mueve por los Palacios de Madrid y los platos de la televisión con gran habilidad.

Mientras que a Vara no lo vemos por Madrid, ni en la televisión porque no tiene nada nuevo ni distinto que decir y ni siquiera para defender ‘la caza’ que es una de las primeras industrias extremeñas.

Y tampoco hace nada el presidente Fernández Vara a la hora de exigir al presidente Pedro Sánchez una política nueva y especial con Portugal para conectar con un AVE -como estaba previsto y ahora está parado- Lisboa, Badajoz y Madrid. Lo que sería muy importante para ambos países y lo que contaría con ayudas de la UE. Y lo que tienen olvidado los Gobiernos de España y Portugal y se debería de abordar ahora que hay fondos de la UE y está al frente de la diplomacia europea Josep Borrell, quien muy bien podría ayudar si Vara se atreve a viajar a Bruselas a pedir ayuda y protestar.

Teruel existe, Santander también, y no digamos Barcelona y Vitoria y gracias a Ayuso y a las invectivas de Feijóo y Moreno, también existen Andalucía, Galicia y Madrid. Pero Castilla La Mancha, y Garcia Page si llora y se hace escuchar con dignidad, y Extremadura, con Vara callado como un muerto, no tocan pelota en el multi partido de La Moncloa y así les va a todos los extremeños que, por lo menos, sobreviven en un hermoso paraíso natural.