Carta de Sánchez al PSOE, de la lluvia de medallas a la de millones

Al margen del entusiasmo oficial de TVE sobre la participación española en los Juegos de Tokio -ayer nos anunciaron para este semana una ‘lluvia de medallas’- el presidente Sánchez ha lanzado en una carta dirigida a todos los militantes del PSOE en la que se les advierte del ‘griterío de la oposición’ y se anuncia un ‘momento histórico’ para superar los problemas creados por la pandemia y la crisis económica.

Y dice esto Sánchez frente a las críticas de la oposición por el favoritismo a los gobiernos vasco y catalán, especialmente en lo relativo al reparto de la ‘lluvia de millones’ de los fondos de la UE con los que el presidente piensa regar la recuperación económica del país.

Y con la los que de paso paga el ‘impuesto’ que ERC y PNV le exigen para aprobar los PGE de 2021, con los que Sánchez garantiza su permanencia en el poder hasta las próximas elecciones.

Concesiones políticas y dineros -véase la Comisión bilateral de hoy entre el Estado (sic) y Cataluña- con los que van a continuar la lluvia de los regalos a los aliados de Sánchez que ya inició el pasado jueves con el gobierno vasco.

Naturalmente, entre las advertencias a sus militantes Sánchez les avisa de la actuación de los altos tribunales del Estado -citando al Constitucional que le enmendó el ‘estado de alarma’-, que en su opinión están presionados por la oposición del PP.

Pero siendo todo este mensaje bastante superfluo y sin contenido especial, cabe preguntarse: ¿a cuento de qué viene esta carta de Sánchez a toda la militancia del PSOE? A lo mejor se debe a que, desapreciado Ábalos de la secretaría de Organización socialista, Sánchez quiere retomar el mando del partido de manera directa y personal, para ocupar ese vacío de cara al 40 Congreso del PSOE del otoño en Valencia.

Aunque también puede que la misiva en cuestión esté destinada a subir el ánimo a la militancia frente a las últimas encuestas de intención de voto que anuncian una victoria del PP sobre el PSOE, por más de 3 ó 4 puntos. Y el riesgo de que la derecha, sí está tendencia se mantiene, pueda gobernar el país a partir de las próximas elecciones generales.

En todo caso, si las cosas van también como dice Sánchez y el horizonte político y económico del país es tan prometedor como anuncia, ¿por qué esta carta en plenas vacaciones de verano? Nadie lo sabe ni lo entiende, salvo que estén pasando cosas que por ahora no sabemos y pronto podríamos conocer. En cuyo caso la carta de Sánchez sería una venda anticipada para curar y prevenir algunas heridas que pueden estar al llegar. Habrá que estar atentos por lo que pueda pasar.