Abascal amenaza a Casado

Dice el líder de Vox en ‘su periódico’ El Mundo (un periódico que cada vez está más cerca de Vox y más lejos del PP) que el partido que lidera Pablo Casado se ríe de ellos y añade en todo amenazante: "votaremos lo que queramos en cada momento".

¿Qué quiere decir con esas palabras el primer dirigente de Vox, que hasta ahora no han votado lo que querían sino lo que les ordenaba el PP?

En la crisis desatada en Ceuta sólo hay un culpable que es Abascal por su actitud xenófoba y antidemocrática contra los musulmanes españoles de la ciudad, a los que insulta a diario su deslenguado portavoz, Carlos Verdejo, un cretino fascistoide que tiene en su haber una larga colección de insultos a los partidos representados en la Asamblea de Ceuta.

Y por romper Abascal la unidad de los partidos españoles de Ceuta frente a la reciente invasión migratoria organizada por Marruecos con el solo objetivo de obtener notoriedad y de jalear un conflicto cuya progresión sólo interesa a Vox y está en contra de los intereses de España.

En cuanto al ‘señalamiento de persona non grata’ no entendemos de qué se queja Abascal cuando él y sus representantes ceutíes se dedican a señalar e insultar a todo el mundo en Ceuta con unos modales y actitudes que nada tienen que ver con la vida democrática.

En cuanto a sus amenazas a los gobiernos autonómicos y municipales del PP está claro que Vox puede votar lo que quiera. Pero si con eso favorece al Gobierno de Sánchez y a los partidos de la izquierda ello significará que sus votantes, que cada vez son menos, se seguirán pasando -o regresando- al PP.

Y ahí llegamos al fondo de la cuestión, porque en Vox están alarmados con las subidas que las encuestas le están dando al PP y la bajada que ofrecen a Vox. Y si Abascal y sus terminales ceutíes, madrileñas o andaluzas siguen por el camino de la bronca con el PP, será peor para Vox y para Abascal.

Sobre todo en un tiempo en el que para el PP lo prioritario no es ni mucho menos sus relaciones con Vox sino absorber a Cs. Y la bronca de Abascal favorece a Casado porque centra al PP y facilita el trasvase de dirigentes y votantes del partido de Arrimadas hacia la formación de Casado.

De manera que la tensión de Vox con el PP daña mas a Abascal y favorece a Casado, lo que nos lleva al dicho y a la conclusión de que algunos no saben para quién trabajan y todo apunta a que Abascal trabaja para Sánchez en su empeño inútil de demonizar al PP.