Se va Sánchez y bailan los ratones

Viene de lejos, y puede que de China por aquello de ‘gato negro o gato blanco, lo importante es que cace ratones’ que le contó Deng Xiaoping a Felipe Gonzalez durante su encuentro en Pekín en 1985. Pero lo cierto es que cuando no está el gato bailan los ratones. 

Y si no que le pregunten a la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, que ayer lanzó un alarido de espanto cuando vio a una rata cruzar el salón de plenos de la Cámara andaluza, justo en el momento en el que se iba a votar el nombramiento de Susana Díaz como senadora un regalito más que envenenado de Sánchez para sacarla de Andalucía. 

Bueno, de Madrid y con rumbo a USA se marchó, ese ‘gatazo tonti astuto’ de Pedro Sánchez -que diría Rafael Sánchez Ferlosio- para pasar unos días de asueto y de vacaciones San Francisco, Los Ángeles y Nueva York, con la excusa de que va a pedir a los empresarios americanos que inviertan más dinero en España.

Pero ha sido salir el gato Sánchez de La Moncloa y ya se han puesto a bailar  los ministros ratones, empezando por la vicepresidenta Yolanda Díaz. La que le ha chafado el discurso al presidente diciendo que lo que tienen que hacer los inversores americanos en España es pagar más impuestos. 

Mientras tanto la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, que es toda una ‘ratita presumida’, ha querido bailarse un zapateado en Onda Cero y se le ha roto un tacón. Porque no se ha atrevido a decir que ‘España es una nación’. Solo dijo que España es ‘un país tal y como lo define la Constitución’, pero de la ‘nación española’ ni pío. Como días atrás en La Moncloa tampoco se atrevió a decir que ‘Cuba es una dictadura’. 

Y mientras tanto y bailando a escondidas andan las ministras de Transportes y Justicia, Raquel Sánchez y Pilar Llop. La una, Raquel, huyendo del frenazo judicial al pago de la subvención a la aerolínea Plus Ultra, que le concedió su predecesor el cesado José Luis Ábalos. E imaginamos que como regalo a su amiga venezolana la vicepresidenta Delcy con la que congenió en la terminal de Barajas y puede que también por sugerencia de ZP. 

Y la otra, la ministra Llop, después de la bronca que se ha llevado de las asociaciones de jueces, por despreciar al Tribunal Constitucional ahora se ha encontrado la patata caliente de los avales del gobierno catalán en favor de los golpistas multados por el Tribunal de Cuentas. Lo que obliga a Llop a pedir a la Fiscal General, Lola Delgado, que esa sí que sabe bailar, a abrir diligencias contra el Govern, como poco por ‘tentativa de de,Ivo’ lo que el gato Sánchez no consentirá. 

Y ojo al ratón colorado y guerracivilista de Félix Bolaños que ha empezado a llamar a los portavoces de la Oposición para hablar de la renovación del Poder Judicial. Va listo Bolaños después de los ataques del Gobiernos a los tribunales Constitucionales, Supremo y de Cuentas. Además este chico no tiene mucha presencia y le iba mucho mejor cuando estaba calladito y en la oscuridad.

Ahora, que se preparen los ratones porque el gato no va a pedir asilo político en USA, en todo caso lo pediría en Cuba, pero ahora no porque pronto va a regresar porque ya le están preparando el palacete de Doñana y eso no se lo va a perder.