A vueltas con el Rey

Vuelve Ayuso a las andadas insistiendo en que es ‘una vergüenza’ que el Rey tenga que firmar los indultos que el presidente Sánchez concederá a los golpistas catalanes, para que él pueda seguir en el poder. Y añade a ello la madrileña la coletilla de que ‘Pablo Casado piensa lo mismo que ella’.

Con lo que ya tenemos a la inefable madrileña otra vez en el candelero -lo que ella llamaría el ‘candelabro’ como la Mazagatos’- empeñada en meter en problemas al Rey Felipe VI.

A quien el gobierno catalán, con Pere Aragonés a la cabeza, se niega a acompañar en un acto del Círculo de Empresarios en Barcelona, ofreciendo otro espectáculo y demostración sobre lo que los gobernantes nacionalistas catalanes entienden que es ‘la concordia’ de la que tanto habla Sánchez.

Y para que no falte de nada ahora aparecen más informaciones relativas a la posible existencia de una cuenta opaca, otra, en Andorra que se le atribuye al entramado suizo del Rey emérito.

O sea, ya tenemos a don Felipe VI en coplas variadas y especialmente en las de ciego que por impulso de MAR -su amo- canta la presidenta Ayuso para salir en los medios y hacerle daño al Rey y a Casado, demostrando una vez más la madrileña que no sabe hacer la ‘O’ con un canuto.

Y que desconoce las normas constitucionales que regulan las relaciones del monarca con el gobierno de la nación, en las que se incluyen el refrendo del Rey de todas las decisiones del gobierno de turno.

El resultado de esta reiterada y no enmendada metedura de pata de Ayuso será que muchos ciudadanos piensen que el Rey no debe firmar por nada del mundo los indultos, abriendo con ello una crisis constitucional.

Y como daño colateral de toda esta astracanada queda en evidencia el liderazgo de Pablo Casado frente a la insurrección de esta disparatada Ayuso.

La que aún tiene pendientes en los tribunales madrileños sus presuntas y graves responsabilidades penales por la muerte de miles de ancianos en residencias de Madrid. Porque ella, tan monárquica en los ratos libres que tiene entre sus idas y venidas de Mar a Bertín- prohibió en la primavera de 2020 que los ancianos más graves en las residencias fueran trasladados a los hospitales y miles de ellos fallecieron por esta decisión, que denunció uno de sus consejeros.

De manera que si los jueces imputan, primero, y condenan después a Ayuso puede que ello se convierta en una liberación para el PP, siguiendo el dicho de ‘no hay mal que por bien no venga’. Porque está claro, como dice otro refrán, que ‘aunque la mona se vista de seda mona se queda’. A no ser que MAR esté pensando en convertir a su pupila y marioneta en la presidenta de la III República Española, aviesa intención que no habría que descartar.