Tiempo de Chotis

En Madrid, la capital de los gatos, no ha quedado ni un gato porque miles de madrileños se han marchado de fin de semana, aprovechando que Sánchez ha quitado el ‘estado de alarma’, como se quedó acreditado el viernes por la tarde en la estación de Atocha donde no cabía un alfiler.

Los madrileños se van de la capital en pleno San Isidro y lo mismo ocurre en otras capitales de España una vez que se acabaron los confinamientos y los cierres perimetrales entre regiones y provincias.

Y una vez que se llenan las playas y regresan las excursiones de montaña en busca de la primeras cerezas del Jerte. Y como por supuesto y como no puede ser de otra manera estalla el ocio nocturno de los jóvenes por doquier ante la ausencia del toque de queda.

Y cree el Gobierno que el alto índice de vacunación impedirá que este largo y libre fin de semana tenga consecuencias en el repunte de la cuarta ola de la pandemia, lo que se sabrá dentro de unos días y esperemos que para bien de todos.

Porque una recaída importante en los contagios podría poner en peligro no solo los próximos fines de semana sito también el veraneo, lo que sería una ruinosa noticia para este país, ahora que Portugal, Grecia e Italia ya están abriendo sus puertas a los turistas.

Unas vacaciones de verano imprescindibles y liberadas se merecen los españoles después de tantos sufrimientos y de penurias. Pero vacaciones que, lamentablemente, no todos podrán disfrutar por problemas de salud o económicos, porque en medio de la aparente y temporal euforia ciudadana no se debe olvidar lo pasado y todo y todos los que se han quedado atrás.

Y por lo menos, y eso no es poco, un fin de semana sin política después de tanta intensidad, y lo que nos queda por soportar antes del mes de agosto. Que será el momento de bajada de la tensión a la espera de un otoño, sin duda caliente y agitado, donde se podrá vislumbrar de una vez por todas cómo va la pandemia y la recuperación económica y social.

Madrid está prácticamente vacío y pendiente de la liga del Atlético y del futuro de Zidane. Y de los resultados oficiales que ofrezca el ministerio de Sanidad como consecuencia de la gran escapada que a acabamos de ver que ya veremos por donde salen y si incluyen o no una marcha atrás.