Cantó, la ley no paga traidores

Teodoro Tarzán se ha llevado un buen varapalo y disgusto al conocer que un tribunal ha expulsado de la papeleta del PP en las elecciones de Madrid al inefable Toni Cantó, ex de Cs, ex de UPyD y ahora ex de la papeleta del PP, por aquello de ‘Roma no paga traidores’.

Porque Cantó se ha portado como tal al seguirle la corriente a don Teodoro Tarzán del PP, el furioso secretario general y famoso campeón del mundo de lanzamiento de huesos de aceitunas con la boca, lo que sin duda constituye un extraño deporte del murciano, o marciano, del PP.

Al que, dicho sea de paso no le hace ni puñetero caso MAR, el íncubo asesor de Isabel Ayuso o su asesor y ‘manipulador’ electoral que ha puesto a correr por Madrid a la niña Isabel en un vídeo promocional al que sólo le faltó la música de la película ‘Carros de fuego’ y que acaba con la palabra ‘libertad’.

Un vocablo mágico que la derecha le ha robado a la izquierda y pone de los nervios a Pedro Sánchez. El que, sabedor del mal pronóstico que GAD3 le ha dado a su partido en último sondeo pre electoral dice, cabreado, que lo que defiende Ayuso es la libertad de que el virus deambule por Madrid (sic). Mientras que su candidato Gabilondo, o ‘sosoman’ no sabe qué decir tras haber declarado que asume el programa fiscal del PP.

Lo de Tony Cantó no tiene un pase. Está bien que denuncie la moción de la censura murciana que Arrimadas pactó con Sánchez, y que se marche de Cs harto de coles y disparates de sus dirigentes.

Pero lo de hacer trampas en el padrón de Madrid, ‘camuflando’ su carné de identidad, como ha hecho Cantó para ponerse al servicio de Tarzán Teodoro y competir contra su partido Cs como venganza, eso no tiene un pase y está muy bien que un juez le haya sacado de la lista de Madrid.

Y vamos a ver si tras la decisión judicial anulará los votos por correo del PP en los que se incluya la papeleta con Cantó y Conde -otro que tal baila- una vez que han sido excluidos de la lista madrileña, lo que podría suponer que esa papeleta es nula.

Pero Teodoro Tarzán se empeñó en pasear por Madrid al traidor Cantó para llamar al voto de Cs, exhibiendo su presa, pasen y vean, como si de un raro espécimen de la selva de la política se tratase. Pero hete aquí que la Ley le ha estropeado el espectáculo al lanzador de huesos del PP, que amenaza con recurrir al Tribunal Constitucional en defensa de su traidor particular.