Ayuso no quiere debates televisados

A medida que nos acercamos al arranque de la campaña electoral y, tras la alarmante encuesta del CIS que anuncia un empate entre la izquierda y la derecha, y que según expertos demoscópicos esconde la victoria de Ángel Gabilondo, la tensión y la preocupación crece en las cúpulas madrileña y nacional del PP.

Donde ahora parecen darse cuenta que la supervivencia de Cs y su llegada al 5 % de los votos para lograr al menos 7 escaños puede ser fundamental para que Ayuso pueda formar gobierno en Madrid. Como también resulta necesario que Vox supere con facilidad la barrera del 5 % de los votos a fin de que, según los analistas conservadores, la izquierda no tenga opciones de ganar.

Lo que conduce a la conclusión de que la campaña del ‘voto útil’ de Ayuso y la petición de una mayoría absoluta para el PP madrileño entraña riesgos que no se vieron en un principio y que ahora preocupan al PP. Donde, por otra parte, crece la inquietud por los esperados debates televisados en el inicio de la campaña electoral que, según fuentes bien informadas, no les interesan en absoluto al PP.

Hasta el punto que el PP podría renunciar a participar en los debates que han ofrecido y anunciado las cadenas de Antena 3 TV y La Sexta TV, para aceptar un solo debate en Telemadrid. Y justo en el arranque oficial de la campaña electoral. Porque si le saliera mal a Ayuso aún tendría tiempo para recuperarse.

El PP de Madrid, que electoralmente controla Miguel Ángel Rodríguez (MAR) no quiere debates televisados, porque teme que en ellos se le vea la peana - o su ‘insoportable levedad’- a la ‘Santa Isabel Ayuso’, frente a polemistas experimentados en estas lides como son Pablo Iglesias y Edmundo Bal. Los que además tienen poco que perder y mucho que ganar.

Es verdad que Ayuso puede entrenarse para estos debates y utilizar técnicas muy conocidas de: no entrar en el cuerpo a cuerpo con el adversario, al que deberá fustigar siempre con el mismo mensaje, para luego pasar a transmitir sus programas y eslóganes de campaña.

Pero está claro que los debate televisados siempre hay riesgos y pueden ser malos o pésimos para Ayuso. De ahí que MAR no quiera ninguno y a lo más uno solo en Telemadrid. Por lo que vamos a ver qué nos dicen al respecto y de manera oficial el PP de Madrid sobre la triple invitación a debatir.