Tezanos puede salvar a Cs

Recordábamos hace poco en estás páginas el dicho de ‘uno nunca sabe para quién trabaja’. Y mire usted por donde tenemos la impresión de que la encuesta del CIS que acaba de cocinar Tezanos sobre las elecciones del 4-M en Madrid, además de una burda manipulación al servicio de su señorito Sánchez, incluye una importante ayuda inesperada para Cs.

Porque está última golfería del CIS entierra vivos a los votantes de Cs a los que sitúa en un pobre 4,4 % de intención de voto, a 0,6 décimas del límite del 5 % que daría a Cs 7 escaños en la Asamblea de Madrid.

Lo que significa que todos los esfuerzos que están haciendo en Madrid el primer candidato Edmundo Bal, a quien acompaña en sus avatares Begoña Villacís (Ignacio Aguado e Inés Arrimadas están en segundo o tercer plano), serían inútiles según Tezanos.

Y semejante profecía se puede encontrar con una reacción importante de los votantes del centro que, aunque muy decepcionados con Arrimadas y su pacto con Sánchez en la fallida moción de censura de Murcia, se pueden acabar movilizando en favor de la candidatura de Bal.

Hasta el punto que si Cs supera el 5 % de los votos podría incluso alcanzar la llave de la gobernabilidad en Madrid. E impedir que los partidos extremos como Vox o Podemos puedan acceder a los posibles gobiernos de PP o de PSOE, en caso de que el empate que anuncia Tezanos entre la derecha y la izquierda a 68 escaños tenga algo de verosimilitud.

Edmundo Bal se puede convertir en el protagonista de una nueva versión de la película ‘Salvar al soldado Ryan’ si Cs sabe transmitir bien el mensaje y a lo mejor pueden recuperar buena parte de votos (casi el 20 %) que lograron en Madrid en 2019, y parte de los 26 escaños que tienen ahora.

No es tarea fácil porque los errores de Arrimadas son muy recientes y ella no ha pedido las disculpas pertinentes, lo que debe hacer cuando antes. Pero en las actuales circunstancias, y cuando Casado y Gabilondo se frotan las manos por el festín que ambos se piensan regalar a costa de Cs, quizás a muchos de los votantes indecisos del centro de la política se les ocurra dar a este partido una nueva oportunidad.

Y no porque los dirigentes de Cs lo merezcan sino porque el centro político no debe desaparecer en este difícil momento de la política nacional. Y si el centro queda fuera de la Asamblea de Madrid en toda España desaparecerá.