El cortejo de las momias egipcias

No hace mucho que en España se celebró una ceremonia de inhumación y traslado de la momia de Franco del Valle de los Caídos al panteón familiar de los Franco en el cementerio de El Pardo.

Sin embargo la momia de Lenin continúa en exhibición pública en la Plaza Roja de Moscú y la de Evita Perón reposa en el cementerio de La Recoleta de Buenos Aires. Al tiempo que el cuerpo incorrupto del Papa Juan XXIII permanece expuesto en una capilla de la Basílica del Vaticano a la vista de todos los visitantes.

Pero he aquí que este pasado fin de Semana Santa cuando las televisiones han vuelto a emitir en España la película de ‘Los Diez Mandamientos’ (una súper producción que solo logró en 1957 un Oscar a los mejores ‘efectos especiales’), el Gobierno egipcio ha organizado una faraónica y nunca mejor dicho caravana.

Una fastuosa caravana por el centro de El Cairo, retransmitida por televisión a todo el mundo, para trasladar en receptáculos especiales de nitrógeno, a 22 momias de reyes y reinas (faraones) del antiguo Egipto - incluida la del faraón Ramsés II del que se dice que se enfrentó a Moisés- al Museo de la Civilización Egipcia que se acaba de inaugurar.

Una caravana teatral que atravesó la capital egipcia para depositar las momias en la que será su definitiva ubicación en este nuevo Museo donde primará el sarcófago de oro y la momia de Tutankamón.

Y que sin duda será el primer centro de atracción egipcio para el turismo internacional, para cuando se acabe la pandemia y el gobierno garantice a los turistas la plena seguridad.

También son famosas las momias encontradas en Guanajuato, en México un país donde el culto y los festejos a la muerte forma para de su cultura y de sus fiestas tradicionales. Y puede que esté en el origen de la moderna fiesta americana de Halloween.

Paro nada de todo esto tiene comparación con la asombrosa y majestuosa civilización egipcia que ahora volverá a exhibirse en su nuevo Museo y que continúa siendo un centro de atención mundial. Y ahí incluidos sus templos y monumentales Pirámides.

Y todo ello mientras continúan las excavaciones y la búsqueda de otras tumbas de Reyes y Reinas, como la de Cleopatra de la que se dice estar enterrada junto a Marco Antonio en el fondo del mar en aguas próximas a Alejandría. Lo que todavía es objeto de una apasionada investigación científica, histórica y cultural.