Y Pepe Bono sacó su fusil

Ya era hora que alguien desde el PSOE hablara claro sobre Podemos como lo acaba de hacer el ex ministro de Defensa y ex presidente de La Mancha José Bono, que ha dicho que Unidas Podemos ‘es un partido al servicio de un matrimonio que no pinta nada en el Gobierno’.

Y Bono, que no suele dar puntada sin hilo, ha hecho esta declaración a lo mejor en la creencia, o puede que solo en el deseo, de que Sánchez va a romper de un momento a otro la coalición con Iglesias.

Y por ello también acusa a Podemos de ‘generar tensión social’ y haberse quedado ‘sin discurso, sin votos y casi sin diputados’. Frases todas ellas que le habrán sentado a cuerno quemado al señor del moño y del chalé de Galapagar, Pablo Iglesias.

El que no da un palo al agua como vicepresidente de Asuntos Sociales y está permanentemente dedicado a la intriga, creando problemas a todos sus compañeros ministros socialistas del Gobierno de coalición que ya están hartos de tanto postureo oportunista, de su falso izquierdismo y de su burda manipulación.

Y está bien que Bono hable alto y claro y ya veremos por donde sale Iglesias para darle una 'corná' al manchego a la primera oportunidad que se presente y que a buen seguro no va a tardar.

Diríase que Bono se ha olido que Sánchez está harto de Iglesias y dispuesto a romper la coalición a la primera y clara oportunidad que se le presente. Pero puede que no antes de las elecciones catalanas donde el uno y el otro se juegan mucho de cara a los resultados de sus partidos y al presente y futuro del gobierno catalán.

Y será después de esa cita, para la que todavía no hay una fecha definitiva, cuando Sánchez tendrá que decidir si continúa con Iglesias o si rompe de una vez con ‘el matrimonio’ de Galapagar. Dos vagos que no dan ni chapa en el Gobierno y que solo abren la boca para protestar y para enredar.