El temporal dura, la tercera ola sigue y la economía patina

No será hasta el próximo fin de semana cuando el temporal de nieve y frío que ha asolado España llegue a su final y se recupere la normalidad en el transporte y la vida ciudadana.

Pero mientras tanto la tercera ola de la pandemia continúa el mortal avance que en el pasado fin de semana se cobró más de 61.000 contagios y 435 personas fallecidas.

Mientras, la vacunación se ralentiza por el temporal y está lejos de alcanzar un ritmo de crucero importante que reabra la esperanza ciudadana. Lo que también nos llevará unos días y parece claro que necesita una planificación nueva y eficiente.

Y dice la vicepresidenta Carmen Calvo que no habrá más confinamientos lo que constituye una profecía difícil de cumplir porque si el virus inglés está circulando en España a velocidad al final no habrá más remedio que volver a confinar. Porque está claro que esa es la única medida absolutamente eficaz para frenar el virus como se demostró en la pasada primavera.

De manera que cuidado con el anunciado cierre del temporal y la tercera ola del virus porque todavía, en uno y otro caso, queda mucha tela por cortar. Y está claro que el lento discurrir de la vacunación en España no permitirá que el relanzamiento de la economía en nuestro país alcance su plena capacidad como ya lo están anunciando organismos internacionales.

Y como lo reconoce la propia vicepresidenta Nadia Calviño convencida de que el crecimiento español previsto para 2021 no alcanzará las cotas que se habían previsto meses atrás.

De igual manera, se empieza a tener constancia que la llegada a España de los fondos europeos para la recuperación económica del país no será tan rápida como se esperaba, ni los fondos serán aplicables con facilidad. Sobre todo si la terca ola del virus se extiende más allá de la primavera y vuelve a hundir la campaña turística del próximo verano, lo que sería otro nuevo gran desastre nacional.

Va a hacer falta más paciencia ciudadana y más eficacia gubernamental.