Día de Reyes

El Rey Felipe VI ha presidido la Pascua Militar y confirmado el compromiso de las Fuerzas Armadas con la Constitución; su padre el Rey emérito Juan Carlos I ha pasado su 83 cumpleaños en Abu Dhabi en compañía de su hija Elena; y los Reyes Magos han pasado raudos por España y con mascarillas para dejar sus regalos a todos los niños de este país que han sufrido mucho las inclemencias sanitarias de nuestro tiempo.

Por otra parte el muñeco parlante y escribidor de Carmen Calvo en el diario El País ha anunciado que Pedro Sánchez, tras su primera reunión del año con Pablo Iglesias en La Moncloa, ha decidido retirar su anunciado proyecto de Ley de modernización de la Monarquía, que queda reducido a puntuales retoques protocolarios en pos de una mayor transparencia de la institución.

Asimismo, imaginamos que Pedro y Pablo han hablado de la crisis ahora en ciernes del Gobierno tras la huida de Illa a Cataluña que ya veremos si se va a producir antes o después de las elecciones catalanas del 14-F.

Comicios que está por ver que se vayan a celebrar en la fecha prevista por el crecimiento de los contagios del virus en Cataluña y ante el riesgo, cada vez más realista, de confinamientos regionales en cadena y puede también que camino de un confinamiento nacional, lo que haría imposible la jornada electoral del día 14 de febrero.

Y lo que retrasaría la recuperación económica del país, mientras seguimos con la gran ceremonia de la confusión de las vacunas en toda España y de manera desigual por territorios autonómicos, ante la ausencia escandalosa de un mando sanitario nacional en plena tercera ola del Covid-19.

No sabemos qué regalos les habrán traído los Reyes Magos de Oriente a la princesa Leonor y a la infanta Sofía, las que ya tienen edad para entender lo que ha ocurrido en el Palacio de La Zarzuela en los últimos meses que no ha sido poco. Pero está claro que Leonor y Sofía se merecen los regalos que acaban de recibir.

Ni sabemos hasta cuándo va a durar el destierro de su abuelo Juan Carlos en los Emiratos Árabes y si regresará a España o se marchará a otro país.

Si sabemos que estas Navidades han sido muy duras y difíciles para el Rey Felipe VI por motivos políticos y familiares, aunque parece que lo peor del temporal ya ha pasado y que ahora queda la resaca política, económica y sanitaria de este arranque de 2021 donde los problemas aún permanecen. Y van a seguir durante algunos meses a la espera de que la tormenta amaine y una cierta normalidad empiece a instalarse en este país.