El PSG busca póker de ases: Messi, Neymar, Ramos y Mbappé

La noticia de que el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, podría irse al PSG tras rechazar la última oferta de Florentino Pérez para renovar por un año su permanencia en el club blanco, ha provocado todo un revuelo entre la afición madrileña y en la plantilla de jugadores donde Ramos ejercía el liderazgo deportivo y anímico del equipo.

El motivo de la marcha de Ramos no sólo estaría marcado por la que ha considerado una escasa oferta de Florentino, sino porque según informó el mismo a su presidente habría recibido del PSG de París una oferta buena oferta más amplia en tiempo de contrato y económicamente superior.

Y porque esta operación del PSG también incluiría el fichaje de Messi, dado que el argentino como el madrileño quedarán liberados de sus fichajes en Barcelona y Madrid a partir del próximo día 1 de junio.

El objetivo de París Saint Germain es la Copa de Europa que nunca logró y es la obsesión del dueño de este club, el financiero de Qatar Nasser Al-Kelaifi, que se hizo con el control del equipo en 2011 y que, a pesar de las enormes sumas de dinero que invirtió en los fichajes, nunca logró alzar la Copa de Europa, aunque el pasado año llegó a la final de Lisboa en la que perdió frente al Bayern.

Y es por esa obsesión por la que ahora el PSG, con Mauricio Pochettino al frente del equipo, pretende los fichajes de Ramos y Messi para lograr con Neymar y Mbappé un póker de ases con los que el equipo parisino pretende alcanzar su sueño europeo e ingresar en el legendario historial de la Copa de Europa (La Champion League).

Historial que lidera el Real Madrid con 13 títulos, seguido del Milán con 7, el Liverpool con 6, el Bayern con 6 y el Barcelona con 5. Hasta 22 equipos han ganado alguna vez la Copa de Europa y entre ellos sólo figura el Marsella como único equipo de Francia que consiguió el título en 1993 y por el que suspira el PSG.

Y también lo quieren Ramos que tiene cuatro Champion y busca la quinta, y Messi que tiene otras cuatro y también sueña con otro trofeo más y Neymar que tiene dos, mientras Mbappé está por estrenarse porque perdió en 2020 en Lisboa la final ante el Bayern.

En todo caso se entiende que Sergio Ramos en la fase señal de su exitosa carrera deportiva quiera cambiar de aires y participar en un equipo que, de reunir a los cuatros mencionados ases, provocaría una expectación mundial.