Manzanero, el último bolero

A los 85 años de edad y víctima del letal coronavirus falleció ayer el genial compositor y cantautor mejicano Armando Manzanero. El último creador y compositor de sencillos y sentidos poemas de amor a través de sus lentos y adorables boleros, una música de un tiempo pasado que sin duda fue más apasionado y mejor.

Contigo aprendí fue su canción favorita en compañía de otras como las de Somos novios o La otra tarde vi llover que dieron la vuelta al mundo y fueron interpretadas por los más grandes cantantes de su tiempo.

El bolero fue un baile español y un ritmo cubano, que arraigó en México en el siglo XIX y aún sigue vivo aunque sin la prestancia y el reconocimiento de las nuevas generaciones y de sus intérpretes favoritos.

Y las canciones de Manzanero fueron un repertorio obligado de todos los primeros cantantes de habla hispana de su tiempo, muchos de los cuales compartieron grabaciones y actuaciones en la televisión y en directo.

Manzanero ha muerto, víctima de la feroz pandemia que invade todos los países y a España de especial manera. Porque ayer el Gobierno reconoció la cifra de 50.000 muertos, lo que quiere decir que ya estamos por encima de la cifra verdadera de los 80.000 fallecidos y camino de los 100.000 si las vacunas no ponen fin a esta descontrolada masacre.

Y ha muerto Manzanero en el día y festividad de Los Santos Inocentes, una inocente y desgraciada coincidencia que nos deja un enorme vacío pero a la vez con su música, sus discos y vídeos que hoy inundan las redes sociales en homenaje a este gran músico y poeta excepcional, que ahora se fue pero que permanecerá.