¿Cuántas camisetas con el 10 y Messi vendería el Real Madrid?

Parecía imposible que Luís Figo se pasara del Barça al Madrid y ocurrió. Como Luís Enrique se fue al Barcelona. Pero claro, imaginar que Lionel Messi se pueda incorporar al Real Madrid, eso parece imposible.

Ya sabemos que a la afición blanca no le gustaría ver al gran Messi con la camiseta del Real Madrid, como sabemos que la afición culé armaría una nueva Guerra de Troya si ocurriera algo así.

Como sabido es que Messi prácticamente nació en ‘La Masía’ y que desde niño ha vivido en el Barça, y que allí creció, aprendió se hizo grande y se convirtió en el mejor jugador de fútbol del mundo, al menos en su tiempo.

Y todas esas son unas muy importantes ataduras que impedirían a Messi pasar del Barça a su mayor e histórico adversario, el Madrid. Pero también sabemos que cuando Messi se ha querido marchar del Barcelona, equipo que tanto le debe al jugador, el Club no lo dejó marchar y lo amenazó con querellas y multas multimillonarias tratándolo muy mal.

Y como a Messi solo le quedaba un año de contrato se aguantó y se quedó a sabiendas que ahora, en apenas seis meses, tendrá la carta de libertad y la posibilidad de marcharse a donde le plazca. Ya sea al City de Guardiola o al PSG de Neymar.

Pero Messi también sabe que el Real Madrid es el primer y el mejor club de fútbol del mundo y que ocupar el vacío que dejó Cristiano Ronaldo y otros muy grandes jugadores de la Historia del fútbol puede ser un reto y una gran tentación.

Es muy difícil o imposible que el nombre de Messi con su número 10 acabe impreso en una camiseta blanca del Real Madrid. Pero hagamos una simple simulación y preguntemos: ¿cuántas camisetas del Manchester City con el 10 de Messi se venderían en todo el mundo? Sin duda bastantes. Y ¿cuantas camisetas del PSG de Paris se venderían en todo el mundo llevando el 10 de Messi en la espalda? Pues seguramente que muchas también.

Ahora bien ¿cuántas camisetas blancas del Real Madrid con el nombre de Messi y su número 10 en la espalda se venderían en todo mundo? Millones y millones y millones, en Europa, América, Asía, Japón, Australia y África. Y ¿a cuántos millones de euros ascendería el beneficio solamente de ese negocio de la camiseta blanca de Messi, a repartir al 50 % entre el jugador y el Club?

Pues esas cifras sólo las conoce Florentino Pérez que sabe muy bien el valor del merchandising de un Club tan importante como el Madrid. Y ya sabemos  que Messi es muy rico y que ha ganado mucho dinero, pero si diera el salto (de ‘la pulga’) hacia el Madrid, ademas del fichaje y del sueldazo se llevaría un pastón añadido en marketing renovado y en camisetas.

Y eso, se diga lo que se diga, es una suculenta tentación. Máxime para un jugador que empieza su tercera fase deportiva, sin duda la última antes de la jubilación.