Álvarez Junco es un imbécil

Lo que nos faltaba, ahora resulta que el pretendido historiador José Álvarez Junco no sabe lo que es España, ni lo que es una democracia, ni tampoco sabe lo que dice y garantiza la Constitución Española. Y se permite afirmar desde ese cúmulo de ignorancia y a propósito del Rey emérito Juan Carlos I que: ‘no debería volver a España bajo ningún pretexto’.

Esto ha dicho Álvarez Junco en respuesta a una encuesta sobre el esperado discurso de Felipe VI en Nochebuena publicada en el diario El País.

Y añade el artista en referencia al Rey Felipe VI: ‘cualquier relación que se establezca entre él y su padre puede ser, en estos momentos, dañina para la institución’. Y concluye Álvarez Junco: ‘Juan Carlos I debería perder su condición de emérito. Posiblemente sería bueno para la institución y para la estabilidad del país.’

El pretendido historiador es un imbécil. Y vamos por partes. Ni en el caso extremo de que se descubriera que el Rey emérito Juan Carlos I fuera el mismísimo ‘Jack el destripador’ nadie le puede quitar, o puede prohibir, como ciudadano español que es, el regresar a España, su país, cuando quiera y le venga en gana. Ni el Gobierno, ni su hijo el Rey, ni el tontaina de Álvarez Junco que no parece conocer los derechos que amparan a todo español.

De manera que eso de que Juan Carlos no debe venir a España ‘bajo ningún pretexto’ es una indecente afirmación. Y puede que en contra de lo que cree el pretendido historiador la ruptura plena entre Felipe VI y su padre, como él propone, dañaría más la institución, porque un mal hijo a pesar de los errores de su padre (y de ‘algunos’ aciertos que en la Historia están) no puede ser un buen Rey.

Y otra idiotez es eso de afirmar que hay que quitarle a don Juan Carlos -que siempre será Rey de España- el título de ‘emérito’ porque eso ‘sería bueno para la estabilidad del país’. Afortunadamente la estabilidad de España no depende de un título honorífico ni de cosa que se le parezca.

O sea que si esos son los criterios que maneja el pretendido historiador habrá que evitar la lectura de sus libros. Y que se cuide La Corona de estos aparentes defensores de la institución. Por último si todos los defraudadores de la Hacienda pública tuvieran que marcharse de España para no volver jamás ‘bajo ningún pretexto’ estaríamos hablando de millones de españoles de toda condición y clase social.

En cuanto al Rey Juan Carlos I: si ha cometido algún delito que sufra el peso de la Ley, pero si quiere volver a España que lo haga cuando quiera porque está en su derecho y nadie se lo puede prohibir.