Ayuso, ‘el patito feo’

Ahora resulta que, según el diario Le Fígaro de Paris, la presidenta madrileña Isabel Ayuso es ‘la nueva musa de la derecha española y la bestia negra del Gobierno de Pedro Sánchez’. O sea que ‘el patito feo’ de Pablo Casado en Madrid se ha convertido en un cisne que vuela más alto y más rápido que la gaviota del líder nacional del PP.

Creíamos que ‘la musa del PP y la bestia negra’ de Sánchez e Iglesias era Cayetana Álvarez de Toledo, que sin duda tiene más enjundia que Ayuso, la que no deja de ser una marioneta del ventrílocuo Miguel Ángel Rodríguez. Pero Cayetana ha acabado mal con Casado y ahora está más cerca de ser la musa de Santiago Abascal en Vox.

Pero lo cierto es que Madrid se ha convertido en la trinchera del PP frente al ‘sanchismo’ del grupo Frankenstein de la política española, donde también cuecen habas de altas tensiones entre Sánchez e Iglesias, dos cristobitas a garrotazo limpio ante el conjunto de los españoles, al menos hasta que se aprueben los PGE.

Pero mientras tanto a Casado le ha crecido la competencia de Ayuso, que maneja MAR, aunque sabido es que la madrileña carece de las facultades y atributos políticos para liderar el PP nacional, por lo que Le Fígaro perece haber ido demasiado lejos en sus predicciones.

Aunque está claro que los pactos Frankenstein de Sánchez y la pretendida subida de los impuestos en Madrid provocarán el hundimiento electoral del PSOE en la capital y en la Comunidad de Madrid.

Y ello se sumará al gran cabreo que no para de crecer entre dirigentes y votantes del PSOE por los pactos de Sánchez con Otegui y Junqueras, tanto en Madrid como en Andalucía, La Mancha, Extremadura, Aragón y Galicia.

Salvo que Sánchez, una vez logrados los PGE, rompa con Iglesias y decida en ese caso regresar a la senda constitucional de la Transición como lo pide Felipe González. El que presume que a él nadie le mandará callar y menos aún Adriana Lastra, aunque González no se atreve a pasar de las musas al teatro asumiendo protagonismo en el PSOE.

Naturalmente Ayuso está inflada como un globo con las flores que le ha echado el diario francés, pero debería ser muy prudente porque tiene bajo su responsabilidad y en los tribunales, la muerte de miles de ancianos en la Comunidad de Madrid que fallecieron en sus residencias, porque ciertos protocolos del Gobierno de Ayuso recomendaban que muchos de ellos -los que no tenían sanidad privada- no fueran llevados a los hospitales públicos de Madrid. Y esta es una cuestión muy grave que en un plazo no lejano de tiempo los tribunales van a juzgar. Y entonces veremos lo qué pasa con la pretendida musa de la derecha nacional.

No vaya a ser que el pretendido ‘patito feo’ en vez de transformarse en cisne acabe convertido en un ‘canard enchainé’. Que es el título de otro notorio y famoso medio de comunicación francés.