Tezanos, ‘el sastrecillo obediente’

Fiel a su burda manipulación y preguntas amañadas del CIS, el sastre Tezanos ha acudido a su cita del barómetro de noviembre para cortarle a Sánchez un traje a la medida de sus necesidades políticas.

Y, como no podía ser de otra manera, ha echado unas flores y unas cuantas décimas de más a Cs, a ver si la pobre Inés Arrimadas se anima a aprobarle a Sánchez los PGE.

Y al mismo tiempo le da un buen empujón hacia arriba a Vox y Abascal, como ganadores de la fallida moción de censura contra Sánchez. Subidón, claro está, con respecto al PP, al que naturalmente el ‘sastrecillo obediente’ del CIS siempre castiga a la baja, por ejercer la Oposición y desobedientes.

Y también fustiga Tezanos a Podemos para que no se le suban a Pablo Iglesias los humos de su rampante protagonismo a la cabeza. No vaya a ser que se acabe creyendo que es el verdadero presidente del Gobierno, como por ahí lo pregonan en la Oposición e incluso desde el interior del PSOE.

Por supuesto, Sánchez sigue siendo el Rey del Mambo y va el primero a pesar del desastre de la gestión de la pandemia y de la ‘resurrección’ del Combo Frankenstein, donde el diablo Iglesias sigue con el rabo el compás, como cantan, en su disco ‘La orquesta del Titanic’, Joaquin Sabina y Joan Manuel Serrat.

El sastre Tezanos tiene una cara que se la pisa y no hace falta ser un sabio ni un adivino para predecir lo que va a sacar el CIS en cada momento. Y en este caso el peloteó a Arrimadas y leña a Casado, lo que es una constante en las elucubraciones del CIS.

La verdad es que las encuestas del CIS hace tiempo que perdieron toda su credibilidad tanto en los métodos variables que en cada sondeo utiliza el sastrecillo Tezanos, para que salga el resultado que se busca, como en las tabulaciones y cocina que es donde el sastre mete a fondo las tijeras a los adversarios de Sánchez y le cose los jirones al hábito monacal del PSOE.

El ‘sastrecillo obediente’, eso sí, no da puntada sin hilo tanto en Madrid como ahora en Barcelona para subir a Oriol Junqueras la moral de victoria en las próximas elecciones catalanas poniendo a los de ERC de ganadores, como un pequeño y añadido pago anticipado por causa de los tan esperados PGE ante los que se inclinará Rufián a cambio de los indultos y reforma del delito de sedición, como ya está hablado y finalmente ocurrirá.

O sea unos galones, entorchados y varias estrellas de cinco puntas para la guerrera de Sánchez, un bonito traje de novia para Arrimadas, un descosido para Iglesias, barretina para Junqueras, traje raído y como de mendigo para Casado, y camisa azul con jugo y las flechas para Abascal.