Zurra del Madrid al Barça

Ha sido un buen partido de poder a poder con el Nou Camp desierto y a la hora de tomar café. Es decir con todos en casa después de comer frente al televisor. Y al frente de ambos equipos, Barcelona y Real Madrid, dos ases del balón, dos leyendas como Koeman y Zidane.

El blaugrana con su estrategia de ataques ordenados y por oleadas iniciados en la banda izquierda por Jordi Alba, y el blanco esperando atrás y lanzando a toda velocidad mortíferos contra ataques como el que acabó con el golazo de Valverde, todo un portento de poderío en el control del medio campo y en el ataque vertical en el minuto 5 del encuentro, lo que fue decisivo para el Madrid que presentó sus credenciales nada más llegar.

Luego Alba, en otro ataque por su banda puso a los pies del ‘niño’ Ansu Fati un balón que con asombrosa precisión y sobre la marcha puso al fondo de la portería de Courtois. A cierto y puntería de Fati de la que carece Vinicius quien volvió a lanzar sus remates al cielo del Nou Camp y no tuvo un buen día aunque sí oportunidades.

Tampoco estuvieron finos en el disparo a puerta Benzema, sobre todo en una ocasión a solas con el portero Neto, ni Messi en una falta al borde del área que estrelló en la defensa que, según el argentino, se adelantó.

Messi no acaba de despegar y esta derrota le habrá pesado mucho en su ya sobrecargada mochila de sentimientos encontrados desde que el argentino decidió marcharse del Barça y Bartomeu no lo dejó. Si a ello añadimos que Koeman suele dejar a Griezmann en el banquillo al comienzo del partido, y de Dembelé sigue sin estar en forma tras sus lesiones, pues veremos que al Barça le queda todavía mucho trabajo por hacer.

Tras el empate, 1-1 en los minutos 5 y 8 del arranque de partido y ya en la segunda parte, el árbitro, previa consulta del VAR, pitó un penalti contra el Barça tras un agarrón de Lenglet de la camiseta a Ramos que cayó al suelo tras el lanzamiento de un córner contra la portería catalana de Neto.

El que  en su conjunto hizo un buen partido bajo los palos como también lo hizo Courtois. Pero Neto no pudo parar el penalti que lanzó Ramos a la cepa de su poste izquierdo. Y en otro contraataque cerca del final del encuentro salió mal del área chica y fue regateado por Modric que marcó a placer y con gran habilidad.