Lo que Abascal le pudo responder a Casado

Como alma en pena deambula Santiago Abascal por medios y tertulias tras la zurra que le propinó Pablo Casado en ‘su debate’ de moción de censura  diciendo, el pobrecito, que está ‘tocado, decepcionado y desconcertado’.

Solo le falta al líder de Vox reconocer que el líder del PP lo tumbó en la lona en el primer asalto de su combate particular y que, a partir de ese momento, deambuló cual fantasma por el hemiciclo del Ruedo Ibérico a la espera de que se lo llevaran las mulillas.

Repasemos el incidente: Casado acusó a Abascal de ser desagradecido con el PP que ‘le había dado de comer en los últimos 15 años’ y de ‘desleal’ al fundar otro partido político para competir con el PP. Y además le culpó de no haber retirado candidaturas de Vox en las pasadas elecciones, para que el PP se llevara más escaños.

Y luego con el truco de la aritmética justificó Casado -a eso sí le respondió Abascal citando la aritmética en las reprobaciones de ministros- su critica a que Vox presentara la moción de censura para ‘salvar a Sánchez’. A la vez que acusó a Vox de insultarles por haberles llamado ‘la derechita cobarde’.

Además Casado tildó a Abascal de: ‘monosabio de Iglesias, rompedor de la convivencia, impostor y corrosivo’. Y lo amenazó al decir ‘hasta aquí hemos llegado’, para concluir, entre vítores eufóricos de la bancada del PP, con el pase del desprecio: ‘nosotros no queremos ser como usted’.

Abascal tras esa virulenta soflama de Casado, subida de tono y de gestos enérgicos, se amilanó y prácticamente se marchó del debate para regalar a Casado el triunfo de la moción.

Pero imaginemos, por un momento, lo que Abascal pudo haber respondido a Casado desde su ‘verdad’ y posición política:‘ Señor Casado:

-‘Ni usted es mi amo, ni yo soy un esclavo al que el PP daba de comer. Sus palabras al respecto son una infamia indigna de un dirigente político’.

-‘Mi partido no está a las órdenes del PP y presentó y presentará todas las mociones de censura que Vox considere oportunas para denunciar tanto el ‘sanchismo’ como el ‘casadismo’ si los considera nefastos para el país’.

-‘Vox nació frente al PP por causa de la enorme corrupción del Partido Popular que presidió Mariano Rajoy cuando usted, señor Casado, era el vicesecretario general y portavoz nacional del PP cuando estallaron los escándalos y usted no dimitió y además ocultó la corrupción’.

‘Y Vox creció porque Rajoy y el PP fueron incapaces de enfrentarse como debieron al golpe de Estado catalán de 2017, no aplicando el artículo 155 de la Constitución a primeros de septiembre de ese año, cuando comenzó el golpe en el Parlamento catalán’.

‘Lo que empeoró el Gobierno del PP cuando, tras aplicar tarde el 155 en Cataluña, en vez de aplazar las elecciones catalanas hasta finales de 2018 para recuperar así el orden constitucional, Rajoy las convocó dos meses después del golpe para permitir el regreso inmediato de los golpistas al Gobierno de la Generalitat. Y eso señor Casado era el portavoz del PP’.

-‘Además, ¿pero quién se cree usted, señor Casado, que es para decirle a Vox en que provincias se puede presentar en las elecciones y en cuáles no?’ ¿Acaso cree, cuál señor feudal, tener derecho de pernada sobre Vox?

-‘Y resulta que el señor Casado acaba de descubrir el ‘verdadero’ y perverso rostro de Vox y nos insulta tras habernos pedido en los últimos años ayudas para sus mociones parlamentarias y vuestros gobiernos de Madrid, Murcia y Andalucía, y de ayuntamientos en toda toda España’. Si tan ‘corrosivo’ soy, rompa usted, si se atreve, esos acuerdos, a ver qué le dicen en el PP’.

-‘Naturalmente, sois la derechita cobarde’. Tan cobarde que usted, señor Casado, me insulta a mí en el debate, obvia a Sánchez y se da el pico con Iglesias’. Y no hable, señor Casado sólo de los gobiernos de los últimos 40 años porque el fundador del PP, Manuel Fraga, fue ministro de Franco en los gobiernos de los que usted ahora se avergüenza y oculta’.

-‘Vox es un partido soberano y no consiente insultos ni traiciones por parte del PP a quien ha apoyado en muchos territorios de España. Y si Casado no retira lo dicho contra mí y mi partido y no pide disculpas tendrá de Vox la respuesta que merece’.

Todo esto y alguna cosa más pudo haber respondido Abascal a Casado. Y se equivoca Abascal si, asustado, deja las cosas como están porque ello se entenderá como reconocimiento de culpa. Y si eso es así a corto o a medio plazo Vox quedará reducido a los ‘escombros’ como Casado pronosticó.

Y como Abascal es tan amigo de recordar a Don Pelayo y ‘La Reconquista’ de los Reyes Católicos que no olvide lo que, al entregar Granada, le dijo la madre de Boabdil a su hijo. O aquella otra épica frase del contra almirante Méndez Núñez de ‘más más vale honra sin barcos, que barcos sin honra’.

Estas son reflexiones a vuela pluma de una pelea de gallos que aún está por terminar y cuyo resultado ni nos viene ni nos va. Porque, como dijo una vez Antonio Gala, en un discurso sobre Andalucía pronunciado en La  Mezquita de Córdoba: ‘Castilla la nueva es nueva respecto a Castilla la vieja, pero ese es un problema entre ellas dos’.