Pablo Iglesias con La Legión 

La Legión española ha cumplido 100 años y por ello fue la protagonista del reducido desfile militar celebrado en el Patio de Armas del Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional del 12 de Octubre.

A la que, por primera vez y en obligación por su cargo de vicepresidente, ha asistido Pablo Iglesias, a los pocos días de haber criticado al Rey Felipe VI en la compañía de su colega el ministro de Consumo (habría que ver lo que consume) Alberto Garzón.

A Iglesias lo de la Fiesta Nacional del 12 de Octubre no le gusta nada porque es bien posible que él esté del lado de los promotores de ‘la leyenda negra’ sobre el descubrimiento y conquista de América y en contra de la verdad de la epopeya española. Y tampoco le gusta a Iglesias la Monarquía, la bandera de España ni el himno nacional, porque es republicano (de cartón).

De lo que cabe deducir, como pacifista que dice ser, que a Iglesias tampoco le gustan los ejércitos y menos aún un cuerpo militar como La Legión y todo lo que es y ha sido en la Historia de España.

Hace unos años y a título de broma en uno de los tercios de la Legión le pusieron a su mascota, un carnero, el nombre de Pablo en honor al hoy vicepresidente Pablo Iglesias. El que a saber que pasaba en su cabeza ante el desfile de La Legión.

Porque parece que al jefe de Podemos le gustan mucho más los desfiles de los Mossos de Escuadra catalana de la Ertzaintza vasca que los del Ejército español. Pero ayer y aunque con formato reducido tuvo que asistir al desfile de La Legión, y a los ¡Viva el Rey’ a su paso ante la tribuna oficial del Jefe del Estado, al que Iglesias atacó y despreció días atrás.

El mismo Pablo Iglesias que saludaba obsequioso al Presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes, porque pendiente está de las actuaciones del Tribunal Supremo -que preside Lesmes- sobre su posible o no imputación en el ‘caso Dina’.

Asunto sobre los que pesan en la espalda de Iglesias los presuntos delitos de ‘denuncia falsa, revelación de secretos y daños informáticos’. Lo que aún  está por acreditar en el TS, aunque lo haya dado por cierto días atrás el juez García Castellón de la Audiencia Nacional.

La Legión desfila rápida pero la Justicia no tiene prisas y llegar llegará a la cita con Iglesias para imputarlo o para archivar el caso, como tarde o más bien temprano se sabrá,