Ayuso debe dimitir

Dirán algunos que no es el momento pero ya está bien de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid. Su gestión política y sanitaria es un desastre (recuérdese lo ocurrido en las residencias de ancianos), su consejería de Sanidad acaba de ser intervenida por el Gobierno nacional, y su aliado y vicepresidente Ignacio Aguado se ha posicionado del lado del ministro de Sanidad Salvador Illa y en contra del recurso judicial presentado por la presidenta de la CAM.

Casado nunca debió nombrar a Ayuso para liderar la CAM y nadie sabe el por qué de tan temeraria decisión. Pero ahora, si Ayuso no dimite, Casado la debe cesar si no quiere que sea Ayuso quien acabe arruinando el liderazgo de Casado en el PP y la Oposición.

Llevamos meses, en estas páginas, pidiendo el cese o la dimisión de Ayuso, y hora es que eso ocurra entre otras cosas porque ya ha perdido la batalla político/sanitaria de Madrid y lo único que la puede ‘salvar’ sería que Madrid se hunda en medio de la pandemia, tras las restricciones anunciadas por el Gobierno, lo que sería un enorme desastre para todos.

Lo grave, tras despedir Casado a Ángel Garrido y Pedro Rollán, es que en la Asamblea de Madrid -y ya se encargó Casado que eso fuera así- no hay un posible nuevo presidente o presidenta de prestigio para sustituir a Ayuso.

Lo que nos lleva a la posibilidad de que, a corto o medio plazo, la solución de la CAM pase por una repetición electoral, si es que antes la oposición madrileña no le toma la delantera y presenta una moción de censura contra Ayuso, lo que nadie a estas alturas debería descartar.

Si el líder del PP necesita su tiempo para hacer de bombero de la Puerta del Sol y abandona su función de líder de la Oposición, pues malo para el PP y malo para el. El problema de Madrid no lo tiene Casado en Comunidades como Galicia y Andalucía -mientras Castilla León se distancia pero si que lo tiene en Madrid. Y sin visos de solución e incluso con el riesgo de ruptura del pacto de gobierno madrileño entre PP y Cs, lo que sería el colmo.

Lo que es peor en las últimas horas y días alguien (el famoso MAR o algún listo de Génova 13) le hizo creer a Ayuso que ella iba a derrotar a Sánchez en Madrid, como si fuera la jefa de la Oposición. Y la pobre se lo creyó y se acaba de estrellar, seguramente sumida en el desconcierto y desbordada por la situación.