Las 24 banderas de Ayuso para recibir a Sánchez

Cuando Casado salga de la depresión, que le provoca la crisis de Madrid, y recupere la sensatez entonces comprenderá que no solo se equivocó al nombrar a su amiga Isabel Ayuso presidenta de Madrid, sino que su error fue doble al incorporar a Miguel Ángel Rodríguez (MAR) como el consejero aúlico de la inefable.

Ayer en la Puerta del Sol y antes, durante el fin de semana, Iván Redondo logró la intervención de la Sanidad de la CAM con la propuesta de los equipos de coordinación ‘territorial y técnico’ para controlar la información interna de la Sanidad madrileña y, si las cosas empeoran, poner en marcha ese otro ‘escenario’ -el ‘estado de alarma’- del que habló Sánchez.

Por su parte MAR se olvidó de la Sanidad y preparó la ‘cita a ciegas’ de la Puerta del Sol con el único objetivo de salvar la imagen de Ayuso con un pomposo protocolo y escenarios llamativos como el del lugar donde se celebró la declaración final conjunta de Sánchez y Ayuso-la que ambos llevaban escrita antes de reunirse- con 24 banderas, 12 de España y 12 de Madrid, al estilo de lo que hace Trump en La Casa Blanca.

Y con un discurso lírico y mentiroso sobre las hazañas de Ayuso en la lucha contra la pandemia -tiene cientos de ancianos muertos en las residencias bajo su responsabilidad, y declaró en agosto que en Madrid no hacían falta las mascarillas-, para finalmente pedir médicos, enfermeras y policías y repetir eso tan ‘bonito’ de que ‘Madrid es una España dentro de España’.

0 sea: Iván Redondo 10; MAR 0. Y venga banderitas y mucho cariñito al pueblo de Madrid mientras en el PP crece el clamor contra Casado y sus nombramientos famosos de Cayetana, Ayuso, Suárez (Adolfito), etc.

Y con la cocina (Kitchen) descontrolada y un senador PP de Púnica ahora también imputado como Fernández Díaz, y la sede de Génova 13 embrujada y por donde deambulan al anochecer los fantasmas de Rajoy, Bárcenas, Cospedal y Villarejo (con la gorra y dejando micrófonos por aquí y por allá).

La única noticia buena de ayer para Madrid es que parece que Luis Suárez se va a incorporar al Atlético de Madrid que preside Enrique Cerezo y que muy bien le hubiera venido a Florentino Pérez.

Todo lo demás son banderitas de colores y velas a la Virgen de la Almudena para que los 27 ghettos de inmovilidad impuestos en Madrid den resultados y bajen los contagios madrileños para que Sánchez no tenga que aplicar su particular nuevo ‘escenario’ que puede empezar con el ‘estado de alarma regional’ y acabar con el 155, lo que no descarta Miguel Sebastián.