Florentino también piensa en Messi

La decisión de Leo Messi de permanecer un año más en el Barça para no tener que pagar la cláusula de 700 millones de euros que exigía el Club y sus declaraciones afirmando que el Barcelona ahora no tiene un proyecto ganador y que el presidente Bartomeu lo engañó, pueden convertir el Nou Camp durante la próxima temporada en una olla a presión.

O en un circo Romano contra el que era el gladiador preferido del pueblo, porque ha anunciado su retirada. De manera que si Messi no corre, no mete goles o falla un penalti la bronca en el Nou Camp contra el argentino será monumental. Y ello afectará a su estado de ánimo y aumentará de manera exponencial su animadversión hacia Bartomeu y el Club blaugrana.

Y si eso es así, y puede que así ocurra, en ese caso en el futuro de Messi entrarán todas las opciones posibles. Incluso el Real Madrid como ocurrió años atrás con Schuster y Figo, del Barça al Madrid, o con Luis Enrique del Madrid al Barça.

Y en esta tesitura cabe preguntarse si Florentino (y Zidane) está pensando ya en Messi, a pesar de que son muchos los que dan por hecha la llegada de Messi al Manchester City de Guardiola. Y que otros Clubs como el PSG, Inter o el Manchester United también prepararán ofertas a Messi cuando quede liberado de su contrato con el Barcelona.

Desde luego a Florentino le interesa Messi y no solo por la calidad del jugador que sería buen complemento para Benzemá, si no para aumentar el prestigio y la leyenda del Real Madrid.

Y también para ampliar su importante negocio de ‘marchandisse’ porque ¿cuántos millones de camisetas blancas del Real Madrid, con el número 10 y el nombre de Messi, se venderían en todo el mundo?

Y a no perder de vista en ello la rivalidad entre ambos clubes y la lectura política que se puede hacer de la llegada de Messi a la capital de España. Y qué decir de lo que pensaría al respecto un Cristiano Ronaldo que no está contento en la Juventus (alguien dijo que se había ofrecido al Barça).

No es fácil que todo esto ocurra pero no es descartable porque en el fútbol nada es imposible. Y si no que se lo pregunten a la Selección de Alemania con la que España empató, en el minuto 95 del encuentro, el  pasado jueves y cuando los alemanes daban por segura la victoria. La cara del entrenador alemán Joachim Low era un poema. Como poemas serían las de Koeman y Guardiola si Messi (‘la pulga’) salta de Barcelona a Madrid.

Florentino lo sabe y, aunque todo ello parezca una quimera, está claro que, con el mayor sigilo posible, va a intentar traer a Messi al Madrid y al estreno del nuevo Estadio Santiago Bernabéu. Sobre todo si a Messi le hacen la vida imposible en el Nou Camp.