España empata en el último segundo

Noche de fútbol, Alemania-España con empate milagroso de España en el minuto 95 del partido, cuando ya parecía que todo estaba perdido y en un ataque final propio de la ‘furia’ española en el que marcó Caya (el mejor del partido) y cuando nuestro país perdía 1-0 desde el minuto 50 y nadie podía imaginar el empate o la remontada.

Algo de fútbol para descansar un poco de la política y de la pandemia que inundan los medios de comunicación. Mientras en el deporte rueda el Tour,  está en marcha el Open USA de tenis y hoy arranca la final de la temporada americana de la PGA de golf con John Ram como uno de los favoritos.

Los ciudadanos de este país están asustados con la pandemia y bastante preocupados por su futuro familiar y profesional. Y ayer por la noche hemos asistido a un confinamiento voluntario (las calles estaban vacías) porque la Selección Nacional de Futbol jugaba contra la súper campeona del mundo, Alemania.

En un primer encuentro de ida (en Stuttgart) de la Liga de las Naciones y con el regreso de Luís Enrique al banquillo de una Selección donde estaban los viejos jugadores de ‘la roja’, Ramos, Busquets, Navas y Carvajal y jóvenes promesas como Ferrán, Gayá, Torres, Merino y Ansu Fati.

El primer tiempo bastante igualado (0-0) con más dominio de España y un fallo garrafal de Rodrigo ante la portería vacía por un error del meta Traap, en el minuto 13 del encuentro. Pero mucho más peligroso el ataque de los alemanes que dispararon tres veces a puerta donde se encontraron con la eficacia de De Gea (discutido antes del encuentro).

En el segundo tiempo entra en el equipo español por primera vez el joven Ansu Fati y llegan las malas noticias. En el minuto 50 marca Alemania el 1-0 en un contraataque que fulmina Werner cruzando raso un balón al que no puede llegar De Gea.

El ataque alemán es vertical e incisivo mientras España especula demasiado en el control horizontal que los germanos desbordan de vez en cuando con peligrosidad. Pero a partir del gol alemán ‘la roja’ aumenta la presión en pos  del empate y España consigue aumentar el control del balón.

Acosando España, en los últimos 15 minutos del encuentro. el área alemana, hasta que en el último suspiro del minuto 95 del descuento un centro al área chica de Trapp lo toca Rodrigo y remata y marca el empate el joven Gayá.

Un auténtico milagro, para desesperación de Alemania y de su entrenador Joachim Low, y para el contento de Luis Enrique que salvó así este primer y difícil trance de su renovada Selección. Menos mal, la derrota habría sido para muchos españoles otro sofocón.