El Real Madrid no puede con el City

Las desgracias nunca vienen solas, la ausencia de Ramos (por tarjetas acumuladas) y dos fallos garrafales de Varane en el area del equipo blanco -vestido de rosa- han eliminado al Real Madrid de la Champions League a manos del Manchester City (4-2) que dirige Pep Guardiola y que pasa a los cuartos de final de la Copa de Europa.

El Madrid llegaba a Manchester con desventaja tras su derrota en el partido de ida (1-2) en el Bernabéu, una ventaja que el City aumentó en el minuto 9 del partido tras un enorme error de Varane en su área lo que le permitió a Sterling imponer el 3-1 en la eliminatoria.

Y lo que parecía una ventaja insuperable que acortó Benzemá en el minuto 28 con un gol de cabeza tras un centro perfecto del joven Rodrigo, lo que dejaba a los blancos a un gol para superar la eliminatoria y así se fueron al descanso.

Pero las esperanzas se vinieron abajo con un nuevo fallo de Varane en el área del Madrid que aprovechó G. Jesús para subir al marcador el 4-2 a favor del City y dejar sentenciado el encuentro.

Un partido muy disputado (sin público) en el que los jugadores de Guardiola, que presionaron muy bien las salidas del Madrid, fueron rápidos en el ataque y muy superiores y eficaces en el tiro a puerta.

El Madrid tuvo dos buenas ocasiones en las botas de Benzema que no logró convertirlas en gol. Y nada más para el Real Madrid, donde volvió a fracasar Hazard y apenas apareció Modric. Mientras se les notaba la ausencia de Isco, Vinicius y Asensio (que sustituyó a Rodrigo en los últimos 20 minutos).

En conjunto muy mal el Madrid y muy bien el City. Los españoles venían de ganar la Liga pero llegaron con desventaja a la eliminatoria de Manchester y no pudieron con él. Y menos aún con los dos goles del City regalados por Varane.

Sin duda un mal día para el deporte español que se suma al cúmulo de los problemas y desastres que en este tiempo dañan y castigan nuestro país. Y a la vez un serio aviso para el Real Madrid que no acaba de presentarse como equipo de primer nivel mundial que siempre lo fue, y hasta hace muy poco con la ayuda estelar de Cristiano Ronaldo al que el Real Madrid aún no ha logrado remplazar.