La euforia se desinfla y el astronauta se va

El ministro de Ciencia y Tecnología Pedro Duque anunció que ha presentado su candidatura para presidir la Agencia Espacial Europea. Y se entiende que así sea y que quiera salir del Gobierno ante el negro horizonte otoñal que se presenta a los españoles.

Porque, después de una semana de euforia y de aplausos teledirigidos, la aparente alegría de Pedro Sánchez, tras el Consejo Europeo de la pasada semana, vuelve a encontrarse con la cruda realidad.

Y el conjunto de los españoles con la enorme colección de mentiras del Gobierno en materia de Sanidad, donde el ministro Salvador Illa acaba de reconocer que el famoso Comité de Expertos sobre la pandemia en el que el Gobierno se apoyó para justificar el confinamiento nunca existió como tal.

Otra mentira más de Sánchez y su Gobierno a los españoles, que se suma a las del número de los fallecidos por la pandemia -que en realidad superan las 50.000 personas- o al aún misterioso número los ancianos fallecidos en residencias, lo que es escandaloso para un gobierno de izquierda.

Y especialmente para el vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, que se ausentó y no dio la cara ni hizo nada ante tan grave y tan dramático problema de los ancianos.

Con estos datos tampoco resulta creíble la última cifra de los contagios del virus registrados en los rebrotes españoles de las últimas 24 horas y que han llegado a los 1.229. Pero que pueden ser muchos más porque el Gobierno oculta las cifras para no desactivar el poco turismo que viene a España.

Lo que anuncia una temporada veraniega desastrosa, a la que suman las cifras del déficit público que se han disparado hasta los 47.800 millones de euros en el primer semestre del año.

Un dato alarmante, que se añade a la cifra del paro y a la deuda nacional creando un dramático panorama financiero español para el otoño que se acerca sin que, por ahora, el Gobierno haya recibido ninguna ayuda de la UE entre otras cosas por no pedir el rescate de los fondos MEDE que sí están disponibles.

Y al fondo de todo ello, Cataluña, por boca de su presidente Torra, no asistirá a la cumbre autonómica de San Millán de la Cogolla que se celebra este 31 de julio, lo que constituye un desaire a Pedro Sánchez sin que el presidente logre la unanimidad en una reunión que pretendía ser presencial.

Ante este panorama el Gobierno de Sánchez, acabadas las palmas, parece no saber qué hacer ni por dónde abordar el debate de los Presupuestos de 2021, cuyo ‘techo de gasto’ aún está por delimitar y por aprobar. Y por todo ello entendemos que Pedro Duque quiera emigrar y ya veremos qué ocurre con su candidatura no vaya a ser que, como le ocurrió a la vicepresidenta Nadia Calviño en el Eurogrupo, nuestro astronauta se pueda estrellar.