El camarote de los hermanos Marx y Engels

Ha dicho Felipe González que el Gobierno de coalición de Sánchez e Iglesias se parece, por sus diferencias y disputas internas, al ‘camarote de los hermanos Marx’. Aunque en el caso español cabría decir que el propio Groucho habría hablado del camarote de los ‘hermanos Marx y Engels’, dado el componente ideológico, socialo-comunista de Pedro y Pablo.

González ha reaparecido por tele conferencia en un foro y, con muy buenos modales y sin decir por las bravas todo lo que en privado piensa y dice en privado de Sánchez e Iglesias, ha subrayado el desbarajuste interno del Gobierno de coalición. Y ha recurrido, y no es la primera vez, a la película del ‘camarote de los hermanos Marx, y a la famosa frase de ‘y dos huevos duros’.

La que Felipe repite con frecuencia como otros latiguillos que ha utilizado en distintas ocasiones tales como: razonablemente razonable, ma non tropo, la gobernanza, etc.

Pero con lo del Camarote de los Hermanos Marx les ha sentando a cuerno quemado a Sánchez y a Iglesias (que le ha enviado a Echenique a morder), sobre todo porque los dos saben que el ex presidente dice la verdad.

Y tampoco les habrá gustado a ninguno de los dos que González les diga que con ERC, que pide la independencia, no se puede plantear ni de broma la reconstrucción económica de la España que los de ERC quieren destruir.

Y una vez más Felipe González ha abogado para la recuperación económica del país con una serie de ‘pactos de Estado’ que unan a las fuerzas políticas constitucionales y a los gobiernos autonómicos con actitudes que impidan la centrifugación territorial del país camino de los reinos taifas.

No quiso González responder a la pregunta de si sería bueno un Gobierno de ‘concentración nacional’. Y se limitó a hablar de la necesidad de pactos para conseguir el mayor apoyo social posible para la recuperación del país. Y sobre una posible reforma constitucional González afirmó que ‘ahora no hay mimbres para hacer ese cesto’.

Y, como cabía esperar, Iglesias ha enviado a Echenique para decir que a González no le gusta el Gobierno de coalición y que no es partidario de ‘la justicia social y la justicia fiscal’, lo que desde luego es una burda falsedad.