Ángel Gabilondo, presidente de la Comunidad de Madrid

Vistos los continuos desencuentros entre el PP y Cs en la Comunidad de Madrid, y el apoyo descarnado de Inés Arrimadas a Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados, convendría analizar con sumo cuidado la posibilidad de que el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, se convierta en el nuevo presidente del Gobierno madrileño.

Lo que, dicho sea de paso y a conciencia, sería una bendición por causa de la flagrante incapacidad política y manifiesta idiotez de la actual presidenta Isabel Díaz Ayuso, cuyo liderazgo en la CAM ha sido el mayor error de Pablo Casado (y del sospechoso Pío García-Escudero) desde su presidencia del Partido Popular. De ahí que, si cae Ayuso en Madrid, Casado se quedaría en pésima situación en la cúpula del PP frente a Alberto Núñez Feijóo.

¿Por qué eliminó Pablo Casado de la candidatura madrileña del PP primero a Ángel Garrido y después a Pedro Rollán, dos dirigentes políticos de primer nivel para poner al frente del portaviones de la política autonómica española, que es Madrid, a la inefable Isabel García Ayuso en cuyo currículum destaca el haber sido la tuitera del perro de Esperanza Aguirre?

Nadie lo entiende y Pablo Casado lo debería explicar si es que eso tiene alguna explicación. Para empezar la tal Ayuso perdió en mayo de 2019 las elecciones de la CAM pasando el PP de tener una mayoría de 48 diputados a 30, lo que les obligó a pactar la investidura de Ayuso con Cs y Vox.

Y a partir de ahí y una vez formado un gobierno mediocre, inundado por los recolocados -que perdieron cargos al hundirse el Gobierno de Rajoy- que la dirección del PP le impuso a Ayuso en sus Consejerías, vinieron los llantos y crujir de dientes en Génova 13 a medida que se iba conociendo el nivel y el número de disparates de la presidenta madrileña.

La que tiene en su haber (ahora se ha sabido que le han vendido unos test que no funcionan) el dramático desastre de las muertes, a centenares o a miles, de ancianos en las residencias de mayores que dependen de la CAM, que le quiere imputar a Cs y de lo que se podrían dirimir responsabilidades penales además de políticas y morales.

Ya sabemos que Pedro Sánchez es un desastre para España, las libertades y la democracia, pero al Cesar lo que es del Cesar. Y en Madrid la persona clave es Ángel Gabilondo un político de gran experiencia, culto y moderado, que ha sido ministro de Educación, Rector de la Universidad Autónoma de Madrid y que es catedrático de Filosofía y escritor. Y que conoce muy bien la CAM donde ha ejercido en los últimos cinco años una leal oposición.

Un Gabilondo bajo cuya presidencia se podría articular un gobierno del PSOE madrileño (con 37 escaños) en alianza con Cs (27) y con apoyo externo de Más Madrid (19) que tiempo atrás ya les ofreció Íñigo Errejón, sumando 83 escaños en una Asamblea de 135 diputados lo que garantiza  una sobrada mayoría absoluta y estabilidad para gobernar.

Y conste que ya sabemos que el tal Aguado de Cs no es un mirlo blanco y además tiene un carácter complicado de soportar. Pero está harto de Ayuso y preocupado con su futuro político porque en Cs se puede decretar, de un momento a otro, el ‘¡sálvese quien pueda! Y Ángel Gabilondo puede ser un refugio seguro para para él.

De manera que atentos al Palacio de la Puerta del Sol de Madrid porque no sería de extrañar que en la Asamblea de la CAM se plantease en un tiempo no lejano una moción de  censura y que Ángel Gabilondo resultara elegido presidente de la Comunidad de Madrid.