Feijóo se acuerda de Cs y Vox

Las elecciones vascas y gallegas del 5 de abril se van a convertir en un test nacional sobre todo para el PP, al que las últimas encuestas no le ofrecen buenas y alentadoras noticias.

En el País Vasco la alianza de PP y Cs y Carlos Iturgaiz de candidato, según el sondeo oficial del Gobierno Vasco y por lo tanto dudoso- le dicen al PP que podría perder uno o dos de los nueve escaños que tienen en la Cámara de Vitoria donde PNV y PSOE podrían sumar la mayoría absoluta.

En Galicia los sondeos son contradictorios y unos confirman la victoria del PP de Alberto Núñez Feijóo en anteriores comicios pero otros anuncian una victoria de la izquierda y los nacionalistas gracias a los votos que Vox puede quitar al PP en esa Comunidad.

De ahí el llamamiento algo dramático de Feijóo a los votantes de Cs -a los que negó una coalición y ahora les ofrece puestos en el gobierno gallego- porque el presidente gallego empieza a dudar de su victoria.

Y ello pesar del esfuerzo de Feijóo por presentar una candidatura personal y transversal en la que ha reducido en sus carteles las siglas del PP.

Si los populares pierden escaños en el País Vasco esa será una pésima noticia para Pablo Casado tras la destitución de Alfonso Alonso. Pero todavía peor sería para el PP perder el Gobierno de la Comunidad gallega, aunque eso supondría el final de la carrera política de Feijóo y de sus aspiraciones a liderar un día el PP nacional.

Todavía es pronto para hacer unos pronósticos acertados porque falta un mes para el día de la votación, pero está claro que en el PP de Galicia los nervios están a flor de piel. Por lo que se espera una intensa campaña electoral en ese territorio con presencia de los líderes nacionales del PP, PSOE y Podemos hasta la víspera del día electoral.

Naturalmente el desarrollo de los acontecimientos nacionales también pueden incidir en lo que ocurra en las Comunidades vasca (donde la crisis del coranovirus ha impactado con fuerza) y gallega. Pero por ahora todo está bastante ajustado, sobre todo en Galicia, y por decidir.