Sanchez defiende a España en la UE

Hay que reconocerlo, en España Pedro Sánchez no hace nada bueno pero en la UE el presidente se ha batido el cobre en defensa de los fondos de la Política Agrícola Común (la PAC) y de Cohesión en favor de la solidaridad interregional en el seno de la UE.

Es decir en defensa de los intereses de España. Y estaría muy bien que en nuestro país Sánchez también defendiera los intereses generales de España en las negociaciones presupuestarias con vascos y catalanes en lugar de defender sus intereses particulares para permanecer en La Moncloa.

Sánchez no estaba solo cuando habló -‘en un canutazo’ dijo el presidente- de unos Presupuestos europeos ‘altamente insatisfactorios’, porque otros países dijeron lo mismo que España y el Consejo Europeo presupuestario acabó sin acuerdo y emplazado hacia una nueva convocatoria.

Esto del fracaso inicial presupuestario suele ser habitual en la UE, pero en esta ocasión cuentan con el problema añadido de la marcha del Reino Unido y en consecuencia con la pérdida de un contribuyente neto (75.000 millones de euros), lo que reduce la recaudación europea y obliga a recortar.

Y ahí fue donde Sánchez rompió una lanza en defensa de la Agricultura y de la Cohesión, así como de otras políticas como las de la enseñanza (becas Erasmus), el clima y las ayudas a jóvenes y niños en la UE. Subrayando Sánchez que estas ‘viejas políticas’ tienen un impacto social mucho más alto que las relativas a nuevas tecnologías.

Los Presupuestos, en la UE y en España, son los problemas más urgentes a los que se enfrenta Sánchez. En España porque está en juego ni más ni menos que la estabilidad de su Gobierno, y de ahí el cúmulo de regalos de toda índole a los gobiernos soberanistas del País Vasco y Cataluña.

Y en la UE (para el periodo 2021-2027) porque el campo español ya está en pie de guerra -ayer en Mérida se produjeron incidentes entre agricultores y policías- y Sánchez sabe que las divisiones ‘acorazadas’ de los tractores pueden bloquear el tráfico de todo el país.

De manera que mucha paciencia y barajar. En la UE habrá que esperar a que la presidencia de la Comisión y la el Consejo eleven una nueva propuesta al próximo Consejo Europeo. Y en España, y a corto plazo, habrá que esperar a ver qué ocurre en la Mesa de Diálogo del Gobierno de España y el catalán, prevista para el próximo miércoles día 26.

Mientras tanto seguiremos atentos a los ‘canutazos’ presidenciales por si Sánchez nos cuenta algo nuevo y digno de subrayar.