Aznar pide a Casado más confrontación

Fue Gadafi quien le regaló a Aznar un precioso caballo árabe llamado ‘el rayo del líder’. Y ahora es Aznar ‘el rayo que no cesa’ en el PP. Y el que le aconseja a su pupilo Pablo Casado que ‘confronte con el Gobierno como si Vox no existiera y que confronte con Vox como si el Gobierno no existiera’.

Quizás hubiera sido mejor, pero en Aznar eso es impensable, que el ex líder del PP y ex Presidente del Gobierno le hubiera pedido a Casado ofrecerle a Pedro Sánchez una negociación de los Presupuestos de 2020 para que no dependa del soberanismo vasco y catalán.

Lo que seguramente Sánchez habría rechazado, pero lo que a muchos de los españoles que se ubican en el centro de la política les habría parecido muy bien y de paso habría centrado el discurso tenso y querellante del PP, alejándolo de Santiago Abascal y acercándose a Inés Arrimadas.

Pero Aznar, que culpa a Rajoy por su débil actuación en Cataluña de los ascensos de Cs en las elecciones de abril y de Vox en las de noviembre, prefiere la confrontación como el argumento para su pretendida refundación de la unidad del centro derecha español.

Aznar en eso de confrontar tiene experiencia. Se apreció en las islas de las Azores donde, junto a Bush y Blair, se declaró la segunda y muy mentirosa Guerra de Irak por las armas de destrucción masiva de Sadam Hussein que nunca existieron. Y se vio en la gloriosa reconquista del islote de Perejil, ‘al alba y con fuerte viento de Levante’.

Casado asiente encantado ante la lección magistral de su amigo y mentor José María Aznar, quien asegura que estamos asistiendo en España -y eso es verdad- a un ‘cambio de Régimen’. Y dice estar convencido de que el PP va por el buen camino -no llega a 90 diputados- y que un día no muy lejano las aguas turbulentas del Gobierno de coalición de Sánchez e Iglesias se abrirán al paso de Casado como se abrió el Mar Rojo a la llegada de Moisés.

Y dice Aznar, aunque no lo piensa, que Casado es más listo que él y que un día triunfará. El que es más listo en el PP y no necesita confrontaciones de ningún tipo es Alberto Núñez Feijóo. El que además en Galicia demostró que es un ganador y cuenta con el apoyo de lo mejor del PP, que fue depurado por Casado.

Mientras que Aznar no cesa de colocar en el entorno de Casado a su vieja guardia pretoriana, que lidera Cayetana, y que representa a la derecha en fondo y forma a la extrema. En un momento en el que ese territorio lo ocupa Abascal, ‘ese chico lleno de cualidades’ tal y como lo definió no hace mucho tiempo el propio Aznar.