Líos en el PP y resto de la Oposición

Mientras el Gobierno cabalga a sus anchas en la Oposición no cesan los problemas entre las formaciones de la derecha y en el interior de su propios partidos. El famoso ‘pin parental’, con el que Vox pretende desbordar al PP, está causando estragos en el PP Y EN gobiernos regionales de la derecha.

Partido donde en la Comunidad de Madrid acaba de aparecer Miguel Ángel Rodriguez como Jefe de Gabinete de Isabel Ayuso -el Iván Redondo del PP- que desde ese puesto no sólo convertirá a Ayuso en su marioneta sino que intentará eclipsar a Pablo Casado y al resto de portavoces de Génova 13.

Un Casado al que Ayuso ha dejado en ridículo con lo del Pin Parental al decir que en la Comunidad de Madrid no hay problemas ni quejas en la Educación, poniéndose en contra de las posiciones oficiales del PP. Mientras en Galicia no sale de su asombro por todo ello Alberto Núñez Feijóo, el eterno tapado de Rajoy para liderar el PP y suceder a Casado.

Por si algo faltara desde Barcelona, Josep Bou, líder provincial del PP, acaba de calificar de error el haber presentado a Cayetana Alvarez de Toledo como candidata del PP en las pasadas elecciones generales por Barcelona. "Hay que presentar candidatos de casa". dijo Bou.

Mientras en Cs, y desde Castilla y León, Francisco Igea se prepara para hacer frente a Inés Arrimadas y disputarle el liderazgo de este partido que anda dividido y confundido en el debate del Pin Parental, mientras se hunde en las encuestas hasta el fondo de sus expectativas políticas. Sobre todo porque fueron incapaces de articular en un mes la sucesión de Rivera y, si siguen así, cuando lleguen al Congreso de marzo no quedará nada de Cs.

En Vox, que está creciendo en las encuestas como la espuma, una diputada andaluza del partido de Abascal, Luz Belinda, se ha pasado al grupo mixto del Parlamento Andaluz tras denunciar ‘acoso laboral’ en su partido (sic).

Y para que no falte de nada y también en Andalucía se acaba de conocer una rebelión contra la secretaría general del PSOE Susana Díaz en el seno de la Ejecutiva sevillana de ese partido, donde han dimitido cuatro de sus más notorios dirigentes. Lo que anuncia el inicio de la caza y captura de Susana en el PSOE como desde hace tiempo era de esperar, tras su derrota electoral y después de haber perdido en 2017 las primarias contra Sánchez.

Donde de momento no se mueve un gato es en Podemos porque todavía están festejando su llegada al cielo del poder como si de una gran boda griega (al estilo Tsipras) se tratara.

Un Podemos donde el vicepresidente Pablo Iglesias prepara su entrada triunfal en la próxima Asamblea Vistalegre 3 tras su éxito gubernamental y una vez que tiene bien cogida, por el mango, la sartén del control de UP. Sobre todo después de la depuración de Errejón (que se quedó a solas con Sabanés en el gallinero del Congreso) y su grupo de seguidores los que a refugio están en el partido Más País que va camino de la desaparición.

Regresemos a la máxima Giulio Andreotti: "El poder desgasta a quien lo detenta, pero más desgasta la Oposición".

Etiquetas: