Felipe González está desaparecido

Este gran conversador, conferenciante y analista que es Felipe González y que se suele presentar en España y por el mundo entero como uno de los líderes y autores de la Transición democrática española se ha esfumado. Ha desaparecido en esta histórica encrucijada española y del PSOE en la que Pedro Sánchez ha pactado su investidura con los enemigos de la unidad de España, la Constitución y el Estado de Derecho.

Y anda comprando votos (con dinero público y concesiones públicas) e incluso con soberanía nacional y puede que muy pronto también con los indultos a los golpistas condenados por el Tribunal Supremo -algo que sin duda figura en la agenda secreta de los pactos con ERC- porque el trueque que en definitiva han pactado Sánchez y Junqueras ha sido el de: tu a La Moncloa y yo a la Generalitat.

Cuestión evidente que todavía no ha comprendido el líder de la Oposición Pablo Casado, que anda cazando moscas en el territorio de Santiago Abascal. Mientras el padrino de ambos, José María Aznar, que a veces hace bolos con Felipe González, también anda desaparecido. Aunque en su caso puede que víctima de un ataque de nervios o de patriotismo demencial.

Pero ¿qué piensa y qué dice Felipe González de todo esto? No se sabe, porque FG está desaparecido, o sencillamente porque considera que el cambio del Régimen de la Transición es imparable.

En todo caso, el PSOE del Sánchez populista, radical y capaz de burlar la ley y el marco constitucional y de callarse y humillarse en el Parlamento ante los portavoces de Bildu y ERC es un PSOE muy distinto a aquel otro del inicio de la Transición.

El que de la mano de Felipe abandonó el marxismo que Sánchez va a meter en su gobierno de la mano del Pablo Iglesias. El que se cargó la investidura de Pedro Sánchez en marzo de 2016 y hablando del felipismo y la cal viva de los GAL.

Este PSOE es otro muy distinto. Ya no es un partido de Estado sino mas bien un partido contra el Estado que ahora llaman plurinacional, mañana Federal, pasado Confederal y mas adelante no sabemos como, depende de lo que quede y puede que también de la independencia de Cataluña y del Reino de León.

Felipe González lo sabe y además lo vio venir cuando participó, con suma indiscreción, en el golpe de mano contra Sánchez durante el Comité Federal del PSOE del 1 de octubre de 2916. Y quizás, por temor a que Sánchez se lo recuerde o a que el próximo vicepresidente Iglesias vuelva a mencionar los GAL, puede que Felipe González haya desaparecido del escenario nacional.

O simplemente porque Felipe hace mucho tiempo que dejó de ser Felipe y ahora ya solo es el señor González y está muy cansado y muy mayor