Arrimadas camina hacia el PP

El Consejo General de Cs ha acordado -otro inmenso error- que el partido no abordará en su próximo Congreso su definición ideológica que ahora solo está ubicada en el campo liberal, es decir en la derecha, lo que nos lleva a la conclusión de que Inés Arrimadas y el grueso de este partido acabará en el seno del PP.

Entre los muchos errores de Albert Rivera figura la supresión de su flanco socialdemócrata en su definición ideológica para quedarse solo en liberal, cuando Rivera creyó que se convertiría en el líder de la derecha española.

Y naturalmente se equivocó y ahora Arrimadas se equivocará si no recupera el ala socialdemócrata de Cs, ofreciendo una puerta de entrada a dirigentes, cargos públicos y militantes del PSOE ante los pactos de Pedro Sánchez con los nacionalistas separatistas de ERC y la extrema izquierda populista de Podemos.

Si Cs no se abre ahora hacia el centro izquierda es posible que otros acaben ocupando esa posición lo que dejará a Arrimadas y al resto de su partido a merced y en manos del PP.

Que es, a fin de cuentas, lo que parecen buscar y querer la dirección actual de Cs que está actuando como si nada hubiera pasado en las elecciones del pasado 10 de noviembre, en la que este partido se hundió.

Y buena prueba de esta muy grave situación es que Cs no ha sido capaz de hacer un Congreso con la mayor urgencia, y están dejando pasar el tiempo mientras el partido se va descomponiendo sin cesar.

Es verdad que Arrimadas tomó la iniciativa al proponer a Sánchez un pacto con PP y Cs de 221 diputados. Pero si el PP quisiera dar ese paso tampoco iba a necesitar a Cs porque entre PSOE y PP suman 2011 escaños, 35 más de la mayoría absoluta.

De manera que si Arrimadas y Cs renuncian a ocupar el centro izquierda más les vale que empiecen a pedir, de uno en uno o en bloque, su ingreso en el PP.

Y si Arrimadas y Cs quieren continuar y buscar el centro de la política deben recuperar la que fue su ala socialdemócrata. Todavía están a tiempo porque si no lo hacen el PP y el PSOE ese espacio de centro lo repartirán. O lo ocupará un nuevo partido lo que nadie debería descartar.