Junqueras el tonto y Puigdemont el listo

Las rosquillas que se venden en Madrid durante la festividad del patrón San Isidro Labrador se dividen en ‘tontas y listas’. Y algo parecido les ocurre a Junqueras y Puigdemont con sus diferentes posiciones procesales y puede que políticas.

Porque el listo de momento parece Puigdemont que se fugó de España tras la declaración de la independencia de Cataluña en el Parlament el 27-O de 2017. Y tras dos años de fuga ahora la Corte Europea de Luxemburgo le va a dar el acta de eurodiputado y podrá permanecer otros cuatro años en fuga y puede incluso que pueda regresar a España para presentarse de candidato a las elecciones catalanas de 2020.

Mientras que Junqueras, el tonto, lleva más de dos años de cárcel y puede que siga ahí a pesar de su nueva inmunidad euro parlamentaria. E incluso que permanezca inhabilitado y no pueda presentarse de candidato de ERC a la Generalitat en 2020.

Salvo que a su inmunidad le sume el indulto de Pedro Sánchez, motivo por el que el preso de ERC no quiere que se rompan ahora las negociaciones con el PSOE.

Junqueras odia a Puigdemont mas que a España, lo que ya es decir. No le perdona que siendo presidente de la Generalitat se diera a la fuga dejando a la mayoría de sus Consejeros a los pies de la Justicia y luego en la cárcel.

Pero Junqueras, el tonto, cree que llegará a presidente de la Generalitat en 2020 con la ayuda de ERC, PSC y En Comú. Es decir con ayuda de Sánchez e Iglesias. Un dúo este último en el que Iglesias se cree el listo y toma por tonto a Sánchez.

Y todos ellos, mientras se disputan los sillones del poder español y catalán toman por idiotas al conjunto de los ciudadanos españoles que asistimos atónitos a esta ‘danza macabra’ de la política que interpretan a diario estos cuatro personajes que de momento no saben a donde van ni a donde nos van a llevar.

En la Oposición el listo se cree que lo es Pablo Casado pero todo indica que el que está comiendo las rosquillas del PP es Santiago Abascal. Y sabemos que el más tonto de todos ha sido Albert Rivera y bien caro que lo acaba de pagar. Mientras Arrimadas va de nueva en la política nacional.