Rajoy no explica por qué no dimitió

El próximo miércoles día 4 Mariano Rajoy presentará su libro de memorias titulado ‘Una España Mejor’ en el que hace un balance subjetivo de su paso por la presidencia del Gobierno de España.

Del contenido del libro el diario El País -que tanto lo fustigó- publica hoy un amplio resumen que ha dinamitado la difusión del libro: y especialmente el capítulo relativo a lo ocurrido durante la moción de censura. Pero en él Rajoy no dice la verdad y no cuenta lo más importante: por qué no dimitió durante el debate de la moción de censura y permitió la llegada de Pedro Sánchez al poder, en compañía de Podemos, PNV, ERC, PDeCAT Y Bildu, en lugar de intentar Mariano Rajoy con su dimisión la convocatoria de las elecciones,

Ese es el gran misterio que está en el origen del desastre político español del último año y medio y de las posteriores dos victorias electorales de Sánchez. ¿Por qué no dimitió Rajoy antes de la votación de la censura? Dice Rajoy en sus ‘desmemorias’ que su dimisión no habría impedido triunfar a la moción de censura, según sus expertos. Falso, no se puede censurar a un político que ya no es presidente. La verdad va por otros derroteros.

Y alguna vez hemos ofrecido una respuesta o versión a la inexplicable y más que temeraria espantada de Rajoy, desapareciendo en pocos días no solo del Gobierno sino también de la presidencia del PP, partido al que dejó en pésima situación, dividido y medio hundido en los procesos electorales de 2019.

Algunas personas que están en el secreto de la espantada de Rajoy y de su no dimisión durante la moción de censura, en vez de plantar cara a Pedro Sánchez, apuntan al terror que le produjo a Rajoy la sentencia de Gürtel y al rumor de que Bárcenas tenía pruebas que lo podían incriminar en la trama o en la doble contabilidad oculta del PP y en los famosos sobresueldos en sobres (o cajas de puros) del partido.

Hay un hecho sorprendente que confirmaría estas sospechas como fue que, tras la publicación de la sentencia de Gürtel, Bárcenas con 15 años de pena de cárcel entró en prisión de manera inmediata mientras su esposa Rosalía, condenada a 13 años de cárcel, no entró en prisión.

Mientras que el famoso Alvaro Perez, ‘el bigotes’, con una condena de 13 años de prisión similar a la de Rosalía y también pendiente del recurso ante el Tribunal Supremo, lleva más de dos años de cárcel.

¿Qué pasó o pudo haber pasado? Pues que Bárcenas pudo amenazar a Rajoy con revelar pruebas (como las que la ‘policía política’ de Villarejo y ‘el gordo’ buscaron ilegalmente en su casa). Y Bárcenas le habría dicho a un estrecho colaborador de Rajoy (que podría ser Javier Arenas) que si Rosalía entraba en prisión esas pruebas, o un misterioso vídeo, llegaría a los medios y en ese caso Rajoy saltaría por los aires.

Y tan graves y ciertas podrían ser esas pruebas del chantaje que desde el  Gobierno o desde el entorno de Rajoy se solicitó la intervención urgente del Presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, para que controlara la Sala de la ‘vistilla’ que decidiría quién entraba o no en la cárcel de los condenados en Gürtel. Y Lesmes sacó al magistrado Prada (ponente de la sentencia) de esa Sala y finalmente Rosalía no entró en prisión.

Pero de ser eso así Rajoy ya era consciente de la amenaza y quería salir del Gobierno y del PP para no correr ningún riesgo desempeñando funciones de primer orden político y regresó a su trabajo de Registrador. Algún dirigente de su partido dijo que Rajoy no dimitió porque eso podía considerarse como un reconocimiento de responsabilidad en Gürtel, pero esa explicación es de todo punto insuficiente. Más importante parece la versión de lo ocurrido con Rosalía lo que da mucho que pensar y sospechar.