Cayetana pide perdón en Cataluña

Después de una mala actuación en el debate ‘a siete’ de portavoces del Congreso, la candidata del PP por Barcelona, Cayetana Alvarez de Toledo, ha vuelto a provocar otro enredo político en su partido con su discurso de ayer en la capital catalana donde pidió perdón a los catalanes porque según ella el PP ha dejado ‘desamparados a los constitucionalistas catalanes’ en los últimos años.

Con un arriesgado juego de palabras con el que buscaba señalar a Rajoy, Cayetana dijo ‘yo pido perdón en nombre del PP porque hemos sido anti catalanes, profundamente anti catalanes porque aceptamos al nacionalismo  como animal de compañía’.

El discurso de Cayetana ha cogido por sorpresa a la cúpula del PP porque, una vez más, rompe la estrategia de moderación con la que Pablo Casado ha emprendido esta campaña electoral para recuperar votos de Cs. Y ha recibido el rechazo de algunos dirigentes populares como el ex presidente del PP catalán, Xavier Garcia Albiol, quien ha declarado: ‘yo no tengo que  pedir perdón por nada’.

La candidata del PP, acompañada por ex dirigentes y fundadores de Cs, pretende en convertirse en la enemiga número uno del soberanismo y de Torra, para arrebatar a Cs en Cataluña el liderazgo del españolismo en el centro derecha.

Y también para seguir postulándose, de taimada manera, como alternativa a Casado al frente del PP para el caso en que el 10-N el PP no logre llegar a la barrera de los 90 escaños en plena crisis de Cs. Lo que sería considerado como una segunda gran derrota del PP de Casado en tan solo seis meses.

Y lo que puede ocurrir si los votos que el PP está recuperando de Cs entran por la puerta de un Casado tan moderado que poco después se fugan por la ventana hacia un crecido Vox, donde Santiago Abascal está llenando plazas y estadios y subiendo en las encuestas sin parar.

Había dicho Cayetana días atrás que a ella le gusta el rol de ‘poli malo’ como si fuera la guardiana de las espaldas de un Casado moderado, que busca el centro de la política mientras se le escapan votos por la derecha hacia Vox.

Y en beneficio de Abascal de quien, hace ahora un año, José María Aznar dijo que era un chico ‘lleno de cualidades’. Una maldad de Aznar en aquel tiempo en contra de Rajoy y del propio PP. Pero Cayetana, ‘la niña de FAES’, también ha metido a Aznar en el saco de los anunciados por ella graves errores del PP en Cataluña. Porque al fondo de su legítima ambición lo que Cayetana esconde es su pretensión de liderar en España el Partido Popular, para lo que necesita que Sánchez y Abascal mejoren el 10-N sus resultados electorales del 28-A, y que la mejora del PP no llegue a los 90 escaños.

Y si esto no le sale a Cayetana y además Casado le quita el puesto de portavoz del PP en el Congreso de los Diputados entonces puede que entonces Cayetana y su clan salten sobre lo que vaya quedando de Cs, con la ayuda de su corte de predicadores mediáticos e intelectuales mediáticos de la derecha que la jalean y le dicen a media voz: Cayetana tu eres la mejor, y estás llamada a refundar, bajo tu liderazgo, en centro derecha español.

Ella mucho tiempo rondando ese proyecto político y personal y cree que Barcelona puede ser su particular Covadonga para liderar un partido nacional y la reconquista de su modelo de España conservador y liberal.