Sánchez confía en el CIS para subir la moral al PSOE

Las últimas encuestas publicadas por los diarios nacionales sobre los posibles resultados electorales del 10 de noviembre anuncian que el PSOE podría repetir o incluso bajar respecto a los resultados que este partido obtuvo en los comicios generales del pasado 28 de abril.

Lo que sería una pésima noticia para Pedro Sánchez porque fue él quien el pasado mes de agosto decidió la repetición electoral en la confianza de que los socialistas superarían con creces el resultado del 28-A.

Sin embargo, fuentes próximas al Palacio de la Moncloa afirman que el presidente en funciones está tranquilo y nada preocupado por estas últimas encuestas publicadas y convencido de que el PSOE superará con holgura sus resultados del 28-A.

Y esa tranquilidad de Sánchez estaría avalada por el conocimiento, que ya tienen en La Moncloa, del resultado de la macro encuesta del CIS que este martes se hará púbica e incluye una amplia muestra de 17.650 entrevistas en el territorio nacional. Y en la que se incluirán las estimaciones de votos y escaños que pueden obtener el 10-N los distintos partidos políticos.

Lo que quiere decir que en La Moncloa se esperan un porcentaje de votos superior al 30 % -las últimas encuestas privadas lo sitúan por debajo del 28 %, frente al 27,8 % del 28-A, y en consecuencia con mas de 130 escaños.

Sabida es la falta de credibilidad del CIS que dirige José F. Tezanos, y de sus discutidos métodos cambiantes para elaboración (preguntas inducidas) y la tabulación de las encuestas, con o sin ‘cocina’ según convenga mas al PSOE. Pero también es verdad que en las elecciones del 28 de abril pasado, el CIS se acercó bastante al resultado final. Sin embargo en las elecciones andaluzas de hace un año los pronósticos del CIS fueron un desastre.

En todo caso, la encuesta decisiva será la de la noche del 10-N. Y en la que influirán la abstención y la decisión final los muchos indecisos que aún existen frente a estas elecciones. Y los que probablemente decidirán su voto en el último minuto o día de la votación.

Así mismo, desde la publicación de la encuesta del CIS hasta la noche de las elecciones aún faltarán 12 días muy importantes de campaña electoral. Y puede que nuevos y posibles graves incidentes en Cataluña. Y también los anunciados debates televisivos electorales. Sobre todo el muy esperado debate del 4 de noviembre entre los líderes de los cinco partidos de alcance nacional, Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal. Lo que no habrá esta vez es el clásico ‘cara a cara’ de Sánchez y Casado, como cabría de esperar y ello ya es una señal de que por muy buenas noticias que le anuncie el CIS Sánchez está preocupado con el posible resultado electoral.