El Real Madrid y el Atlético ganan en Champions

Cansados e indignados como están los españoles del soberanismo violento catalán, anoche el fútbol madrileño de la Champions League dio un respiro a la política con dos victorias madrileñas muy esperanzadoras.

La del Atlético contra el Bayer Leverkusen con un gol en carrera y de cabeza del eterno Morata. Y victoria en Estambul del Real Madrid contra el Galatasaray con un golazo de Kroos, acompasado por varios paradones del guardameta Courtois.

Por fin una buena noche para el fútbol madrileño y todo un respiro para dos grandes entrenadores como Simeone y Zidane, que están siendo criticados por sus respectivas aficiones porque sus equipos en la Liga española, y por más que habiten la parte alta de la tabla, no acaban de gustar ni de jugar y ganar como debieran.

El Atlético hizo un mal partido y ganó al galope, a 10 minutos del final, con furia a falta de un buen fútbol que no se vio sobre todo en su primer tiempo.

El Madrid, al contrario, sí hizo un buen primer tiempo pero en su defensa aparecieron unos errores como los que se vienen repitiendo en sus últimos encuentros con facilidad, aunque en el ataque esta vez Rodrygo, Valverde y Hazard sí dieron la talla.

Hazard, como Benzema varias veces, perdieron varias ocasiones de gol por su empeño en disparar a puerta con cañonazos. Mientras Messi en el Barça se limita a colocar el balón suavemente en la red contraria y con habilidad.

Correoso y duro de pelar el Galatasaray que armaba sus contraataques con gran facilidad pero sin eficacia en el remate porque ha reaparecido Courtois con reflejos y confianza.

Sin embargo el segundo tiempo del Madrid fue bastante malo, se le notó el cansancio de Valverde, Rodrygo (una joven estrella) y Hazard, sin que sus relevos por James, Vinicius y Jovic sirvieran para mucho.

Pero la victoria del Madrid y la derrota del Brujas le dan un buen respiro a Zidane, mientras Mourinho sigue por ahí merodeando y suspirando por el banquillo del Madrid.

Mañana le toca el turno al Barcelona y esperemos que ello sirva para que se tranquilice la noche en la capital catalana que buena falta les hace después de tanta batalla campal.