Guardiola, candidato a la Generalitat

El que fuera jugador de la Selección nacional de fútbol, y ex entrenador de la más brillante etapa del Barcelona C.F. de los últimos años, Pep Guardiola, es el candidato que propone Artur Mas para encabezar las listas electorales del PDeCAT en unas nuevas elecciones autonómicas catalanas.

Guardiola por el momento guarda silencio aunque sabido es que apoyó el fallido golpe de Estado catalán del otoño de 2017, como ahora ampara a los autores de aquel golpe y condenados en la sentencia del Tribunal Supremo, a la vez que afirma que ‘España es un Estado autoritario’.

Lo que demuestra que Guardiola -que trabaja para el Manchester City, un equipo propiedad de un grupo inversor de la dictadura feudal del emirato de Abu Dhabi, no sabe lo que es un Estado democrático y de Derecho como lo es España y así se le reconoce en todo el mundo.

No cabe duda que Guardiola tiene prestigio internacional y deportivo en el ámbito del fútbol y, aunque no es un político profesional, su candidatura sería muy bien recibida en Cataluña y especialmente por la gente joven.

Pero aún no ha dado el paso y además tiene compromisos profesionales como entrenador del Manchester City con contrato hasta 2021. Pero Pep Guardiola podría renunciar al puesto a finales o incluso antes que acabe la presente temporada para participar así en las elecciones catalanas que se esperan para la próxima primavera de 2020.

Artur Mas pretende con Guardiola acabar en Cataluña con la primacía que ERC tiene ahora en el campo nacionalista en todas las encuestas y también reactivar el PDeCAT para marginar a Torra y Puigdemont y su coalición de JxCAT. Y de paso para intentar frenar el nuevo y moderado partido de ‘El País de Mañana’ que están constituyendo ex dirigentes moderados de la antigua Convergencia.

Si Guardiola entra en política el deporte catalán entrará de lleno en el desafío independentista y ello podría tener graves consecuencias para los clubes catalanes. De momento se ha tenido que aplazar el partido del Barcelona y el Real Madrid previsto para el día 26 de este mes al 18 de diciembre.

Y el pasado fin de semana en la cancha de baloncesto del Barcelona, donde su equipo disputaba un partido de liga, se instaló una gran pancarta en la que se decía ‘España es un Estado fascista’, lo que resulta intolerable. Y si algo así ocurriera en el Camp Nou durante el partido del Barça-Madrid del día 18 de diciembre ese encuentro (que se verá en todo el mundo) no se debería de celebrar y por ello Florentino Pérez y las autoridades del fútbol profesional deberán estar muy atentos y exigir al Barcelona que semejantes actitudes no se vuelvan a repetir.