Errejón, ‘Más País’ y menos España

Lo estábamos esperando en Cataluña para saber si es ‘Más País’ o ‘Menos España’, y al final de su hasta ahora breve escapada, hemos entendido -tras leer una mala entrevista suya en El País- que Íñigo Errejón está cerca de la independencia de Cataluña y los golpistas catalanes.

Y, como su maestro y ex colega Pablo Iglesias, este ‘pequeño saltamontes’ pronto nos dirá que ‘en España hay presos y exiliados políticos’, que está en contra de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe catalán y que se debe indultar a los golpistas.

Es decir más de lo mismo. De momento, Errejón ha dicho que el problema de Cataluña necesita una solución ‘nacional’ catalana (es decir que España no es una nación sino varias) y una votación autonómica soberana, es decir con derecho de autodeterminación. Tal y como lo propugna Pablo Iglesias desde Podemos para ayudar a sus amigos, preso y prófugo, Junqueras y Puigdemont.

Podemos nunca tuvo un proyecto para España y por ello no ha superado al PSOE y finalmente de desinfló. Y ahora se ha partido en dos y va camino de convertirse, a medias con Errejón, en dos minorías de izquierda radical como en los últimos años lo fueron IU y el PCE.

Empezó diciendo Errejón que ellos entraban en política para favorecer la formación de un gobierno de izquierdas sin exigencias previas. Y ahora ya asegura, como Iglesias, que quiere estar en el Gobierno, no dará a Sánchez sus votos gratis y no participará en una investidura donde Sánchez cuente con la abstención de Cs o del PP.

Es decir, a Errejón les parecen muy bien los pactos de Pedro Sánchez con la derecha vasca del PNV (porque están en contra de España), y la abstención del partido pro golpista y separatista ERC, pero con PP y Cs, dos partidos nacionales y constitucionales nada de nada.

Entonces ¿para qué entra en la política nacional Errejón abandonando a los votantes madrileños en menos de seis meses? Pues para vengarse de Pablo Iglesias y colocar en el Congreso de los Diputados a dirigentes que Iglesias y Montero depuraron en Podemos tras la Asamblea de Vistaalegre II.

Vamos, lo que los castizos llaman ‘la venganza del chinito’. Eso es todo lo que aporta un Errejón que tiene candidatos amigos pero no tiene programa. Ni un proyecto para España por más que diga, sin decir verdad, que él pone primero el país (pero no España) y luego las siglas de su partido.

Además Errejón ahora afirma que ‘es verde’ porque pactó con Equo y solo le falta anunciar que es el mismísimo Peter Pan. Eso sí está de moda y algunos inocentes de distinto origen lo van a votar, aunque solo sea para castigar a otros o para ver qué pasa. Pero este ‘pequeño saltamontes’ que quiere volar como Peter Pan es otra versión de Podemos y poco más.