Errejón, suma y sigue

La candidatura Más País que lidera Íñigo Errejón sigue creciendo con los apoyos que ha recibido ayer de los dirigentes murcianos de Podemos y con los ecologistas de Equo, mientras los ánimos en la izquierda radical siguen divididos en Andalucía y Aragón.

Pero donde más simpatías y notoriedad está recibiendo Errejón es en los medios de comunicación que no cesan de airear su proyecto y liderazgo mientras que Pablo Iglesias, con caras de pocos amigos, se está llevando disgusto tras disgusto por el ímpetu de su ex compañero. Al que despreció y depuró y que ahora vuelve con fuerza a la política nacional.

Sin embargo, hay un capítulo como es la crisis de Cataluña donde Errejón aún no ha dicho ni media palabra. Y que puede ser fundamental para marcar una distancia definitiva con Podemos si Más País se acaba poniendo del lado de la legalidad constitucional. Algo que no hace Pablo Iglesias que se mantiene en el discurso de ‘los presos y los exiliados políticos’ del golpismo catalán.

Pero ambos, Iglesias y Errejón, se tendrán que pronunciar sobre todo ello cuando en los próximos días se haga pública la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe catalán.

Aunque de momento Errejón no cesa de avanzar y ello no solo preocupa y mucho a Podemos sino también al PSOE porque esta tercera fuerza política en la izquierda puede dañar y mucho las expectativas electorales de Pedro Sánchez.

El que al principio recibió a Errejón como una bendición porque dañaba Iglesias y ahora lo ve como una amenaza directa para el PSOE. Y ello por más que Más País solo presente candidatos en menos de 15 provincias.

Pero parece claro que Errejón se llevará un buen puñado de diputados en Madrid y que logrará un buen grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados.

Y puede ocurrir incluso, para desgracia de Sánchez y del PSOE, que Errejón e Iglesias sumen por separado más de los 42 escaños que Unidas Podemos logró en los comicios del pasado 28 de abril, lo que sería muy malo para los socialistas.

Y a no perder de vista, como se está diciendo también, la posibilidad de que Más País logre arrebatar votantes del centro izquierda a Cs, aunque para ello será necesario que Errejón se alinee con el flanco constitucional en la crisis del desafío catalán. De lo contrario el título de su nuevo partido debería ser: ‘Menos País’.