Juan Luis Cebrián salva la cara a ‘El País’

Temeroso de sus dueños y éstos de la furia de Pedro Sánchez el diario El Pais se ha puesto de perfil en estos días decisivos para la repetición de las elecciones y el final de la investidura, sin atreverse a opinar o a criticar las mentiras y la negativa de Sánchez a un ‘razonable’ Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos.

Como El País calló sobre el infame pacto del PSOE en Navarra con Bildu, escurre el bulto en Cataluña y se prepara, llegado el caso, a justificar los indultos al golpismo catalán en aras de lo que Sánchez llama la ‘convivencia’ que no es otra cosa que la ausencia de legalidad en el territorio catalán.

La noticia sobre el fracaso negociador para la investidura entre Podemos y PSOE impuesto por Sánchez con la excusa de la ‘desconfianza’ no mereció un editorial crítico del diario ‘sanchista’ El País. Ni siquiera un certero titular en las portadas del periódico, impreso o digital, donde ésta cuestión capital de la política española fue reducida a su mínima expresión y ocultada entre los titulares de socorridas noticias internacionales, económicas o sociales.

En todos estos días, decisivos para el presente y futuro de España, solo el ex director de El País y ex Consejero Delegado de PRISA Juan Luís Cebrián se atrevió a romper la ‘Ley del Silencio’ impuesta por la muy acomodada directora, Sol Gallego, y su comisario político sanchista Joaquín Estefanía (el pelmazo de Keynes). Publicando Cebrián el pasado día 9 un artículo con el que salvó la cara al diario, titulado ‘Razones para un Gobierno de coalición’.

Gallego y Estefanía llegaron a la dirección de El País solo siete días después de que Pedro Sánchez entrara en el Palacio de La Moncloa, para sustituir y echar de pésima manera a la anterior Dirección del diario que lideró Antonio Caño. Lo que se hizo por indicación de un siniestro y sospechoso personaje que es el presidente de PRISA y ex presidente de Indra Javier Monzón. El que ahora está imputado por la corrupción Púnica del PP de Madrid.

Un personaje, el tal Monzon, inmerso en varios escándalos (como los de Corinna y el Rey emérito) y que estando imputado sigue tan campante como Presidente de PRISA y la vergonzosa justificación de la empresa (publicada en El País) de que Javier Monzón sólo ‘es un Presidente no ejecutivo’ (sic).

Pues si solo es un figurón, que además no sabe nada del negocio editorial, razón de más para cesarlo porque su situación de imputado y su presencia en la cabecera de PRISA mancha y daña la credibilidad de El País y La SER, dos medios donde se piden a diario altas responsabilidades políticas a los imputados por los distintos casos de corrupción.

Ha sido, en estas y graves circunstancias para PRISA, cuando Juan Luís Cebrián se atrevió a publicar en El País el artículo titulado ‘Razones para justificar un gobierno de coalición’. En él daba la razón -y con razón- a Pablo Iglesias frente a la interesada negativa de Pedro Sánchez al Gobierno de coalición, como el que de acaba de sellar en Italia. Y como merece España, antes que una repetición electoral complique, por ineficaz en su resultado, la pésima situación política y económica española y europea.

Entre otras cosas -y veremos que dicen las urnas el 10-N- porque lo más probable sea que Sánchez vuelva a necesitar a los diputados de Iglesias o Rivera (políticos a los que Sánchez ha maltratado e intenta fulminar) para gobernar. Salvo que Sánchez, si nadie quiere pactar con él -lo que no sería de extrañar- decida retirarse. O pretenda lanzar España por el precipicio de unas terceras elecciones, lo que, en ese caso, cabe esperar que el diario El País si que reaccionará.

Como a buen seguro que lo haría y de crítica manera Juan Luís Cebrián quien el pasado lunes regresó a la que fue la primera y más brillante etapa de El País que él dirigió. Y la que ahora en plena ‘juventud’ periodística y democrática quizás debería de reintentar en el ancho y libre campo digital.